La Cofradía del Colesterol da la bienvenida a sus nuevos cofrades en Covadonga

Sabino González entrega el diploma de cofrade de honor a Adolfo Mariño. / LVA
Sabino González entrega el diploma de cofrade de honor a Adolfo Mariño. / LVA

S. G. AVILÉS.

La Cofradía del Colesterol Bueno HDL dio ayer la bienvenida a sus nuevos cofrades en Covadonga. La entidad nombró como cofrade de honor al abad Adolfo Mariño, quien se encargó de oficiar los actos religiosos y de acompañar a la comitiva avilesina en su ruta.

Los actos comenzaron con una misa oficiada por el propio Mariño y cantada por la Escolanía de Covadonga. Tras ella, los setenta y cinco miembros de la cofradía se trasladaron a la Santa Cueva, donde se procedió a la bendición de sus capas. «Ha sido un momento muy emotivo, el tiempo nos ha respetado y el abad ha tenido para nosotros palabras muy cariñosas», decía Sabino González, presidente de la entidad.

Por último, ya en el parador de Cangas de Onís, se procedió a imponer la capa de la entidad a siete nuevos cofrades, seis mujeres y un hombre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos