La comarca quiere ser ejemplar

La candidatura de Laviana está encabezada por la asociación Enlaze. :: PATRICIA BREGÓN
La candidatura de Laviana está encabezada por la asociación Enlaze. :: PATRICIA BREGÓN

Llaranes, Laviana y Somao aspiran a ser galardonados con el Premio PrincesaLaviana se presenta por primera vez, mientras que Somao y Llaranes afrontan su tercera candidatura. Todos creen que pueden ganar

CRISTINADEL RÍO AVILÉS.

Llaranes sorprendió a todos cuando hace dos años, en 2015, anunció que se presentaba al galardón. Superó debates y consiguió adhesiones que se presentan como aval de un proyecto que concentra historia y tradición y la mayoría de las 23 entidades del barrio.

El proyecto que ha presentado Somao no tiene nada que ver con el que llegó a la final en 2002. La junta gestora de la parroquia, un colectivo totalmente renovado, ha afrontado este trabajo desde cero, pero con las ideas muy claras. Saben qué premia el jurado y han tratado de poner el acento en ello. Más que en su pasado indiano, hablan de su gente.

El colectivo vecinal Zeluán es el impulsor de una candidatura que pretende poner a la Laviana de Gozón en el mapa. Creen que atributos no les faltan y enumeran la industria, la naturaleza (con monumento natural incluido) la ganadería, las playas y un vecindario muy implicado como atributos.

El tercer intento consecutivo de LlaranesSomao, tercer intento después de haber sido finalista en 2002

Por primera vez en sus veintiocho años de historia, tres parroquias de la comarca competirán por convertirse en Pueblo Ejemplar de Asturias, premio concedido por la Fundación Princesa de Asturias y que será entregado por los Reyes de España en octubre. Son Llaranes, Laviana (Gozón) y Somao (Pravia). Tres enclaves muy diferentes que se muestran convencidos de sus posibilidades y de decantar la decisión de un jurado que tendrá que elegir entre otras veintidós candidaturas. Son las de Bustiello (Mieres), Asociación 'Amigos de Cudillero', Val.le de Cuna (Mieres), Asociación Española de criadores de ganado vacuno selecto de la raza Asturiana de los Valles (ASEAVA), Poreñu (Villaviciosa), Mual (Cangas del Narcea), Colectivo asociativo y vecinal de El Franco, Asociación Ríu Fontoria (Piloña), Gentes del concejo de Salas, Posada (Llanes), Centro Asturiano de Oviedo, Suarías (Peñamellera Baja), Valle del Samuño (Langreo), Banduxu (Proaza), Vecinos de Silviella (Belmonte de Miranda), Pola de Allande, Movimiento asociativo y comunidad vecinal de Riosa, Santa María del Puerto (Somiedo), Santianes (Oviedo, Valdesoto (Siero), Pesoz y Pelúgano (Aller).

Ni Llaranes ni Somao son nuevos en esto de competir. Para ambos esta será su tercer intento. Los del primero fueron consecutivos; los del segundo, con un lapso temporal de quince años tras haber quedado finalistas en aquel 2002, cuando se llevó el premio la hermandad de la Probe y la comunidad vecinal de la Foz de Morcín. El 'nuevo' es Laviana, que se quiere poner en el mapa. «Ya cuando entregamos la documentación en la Fundación tuvimos que indicar que éramos Laviana de Gozón, no de la cuenca, porque no se nos conoce», explica Agustín González, presidente de la Asociación de Vecinos Enlaze y uno de los impulsores de un proyecto que destaca la industria, la ganadería, la agricultura, las playas, los monumentos naturales y el vecindario como sus principales fortalezas. Junto a Enlaze, promueven la candidatura las Amas de Casa de San Balandrán, el Club Social Alcoa, la Asociación de Vecinos La Atalaya, y la Asociación de Muyeres Enlaze.

Los vecinos, la gente, la comunidad. Ahí ponen el acento las tres candidaturas. Es lo que creen que les puede granjear el premio, pero es, sobre todo, de lo que verdaderamente más orgullosos se sienten. «Que no se crea nadie que porque vivimos en un pueblo bonito podemos ganar, que nos dice mucha gente que lo tenemos hecho por eso, y no es verdad. Lo que nosotros destacamos de Somao es el factor humano. Todo lo que se organiza en el pueblo es gracias a la unión de los vecinos», explica Pablo Martínez, secretario de la junta gestora de la parroquia que ha vuelto a impulsar la candidatura.

Francisco González Cascallar o Susana Pulido inciden en ese punto. «Todas las xuntanzas que hacemos (espichas, amagüestus, fiestas) las movemos nosotros. Cualquier cosa que se hace», remarcan.

A esa unión vecinal se une el factor empresarial, con industrias longevas como la Quesería La Peñona y otras más recientes, como casas rurales, un taller mecánico o un bar-tienda que demuestran el compromiso de los jóvenes con Somao, según destaca Pulido.

El tercer factor es el cultural. Somao es una joya indiana. Un coqueto pueblo, en lo alto del concejo de Pravia, que transmite la historia reciente y el compromiso de sus fallecidos habitantes. «Sabemos que es difícil, pero tenemos ilusión y esperanza. Y si no ganamos, tampoco vamos a tirar la toalla», confirma el secretario.

Eso, lo de tirar la toalla, es algo que tampoco se ha planteado Llaranes. Cuando en 2015 anunciaron su intención de concurrir a este galardón tuvieron que esforzarse por explicar y convencer a muchos escépticos de que cumplían las condiciones para hacerlo. Aquel trabajo pedagógico sirvió de base para una documentación que centra las fortalezas del poblado en su rico y activo tejido popular y que, en esencia, resalta sus orígenes prehistóricos, el patrimonio prerrománico, etnográfico y un poblados obrero que, a decir de los expertos, es de los mejor conservados de Europa, y el citado movimiento social, muy activo en la defensa del patrimonio del barrio, su promoción y divulgación.

Margot Carrera, presidenta de las Amas de Casa de Llaranes y portavoz este año de la candidatura, se muestra muy optimista con sus posibilidades y destaca la realidad de todo lo que expone la memoria. Tan convencidos están en el poblado de sus posibilidades, que hasta tienen ya destino para los 25.000 euros del galardón: la apertura del Centro de Interpretación de Llaranes y la restauración del estandarte procesional de la antigua parroquia de San Lorenzo.

El fallo

El lunes 4 de septiembre el jurado despejará las dudas y fallará el nombre de un nuevo Pueblo Ejemplar. El decano de los candidatos, como refiere con humor Juan Luis Álvarez del Busto, presidente de la Asociación Amigos de Cudillero, son ellos. Ni siquiera recuerda cuántas veces se han presentado. «Nos animamos a presentarnos porque creíamos que teníamos posibilidades de ganar, al fin y al cabo se premia a un grupo humano que trabaja por el municipio y consideramos que es lo que nosotros hacemos», explica el cronista oficial de Cudillero. Ocurrió luego que la convulsa situación política del concejo desembocó en la presentación de una segunda candidatura bajo la denominación de comunidad vecinal de Cudillero y los Amigos decidieron retirarse porque sabían de antemano que aquello evidenciaba una división que hacía imposible que los premiaran. El año pasado se presentaron por última vez... O eso creían, porque este año ha sido Celso Peyroux, el cronista oficial de Teverga, el que ha presentado su candidatura.

No se queda a la zaga en intentos por conseguir el premio, Campañones (Corvera), que se presentó hasta en diez ocasiones. El presidente de la asociación de vecinos, Alfredo García, se ríe cuando se le pregunta por ello. «Ya vimos que era imposible. Admito que hay pueblos más bonitos, pero pensamos que nos lo podían dar a nosotros por lo solidarios que somos. Nunca protestamos por la porquería que aguantamos aquí. Otros sitios se habrían manifestado», comenta en alusión al vertedero de Cogersa.

Al Premio a Pueblo Ejemplar, que siempre cuenta con mucha representación de las alas, han concurrido también Salinas (Castrillón), Agones (Pravia), Viodo-Cabo Peñas (Gozón) y Luanco.

Fotos

Vídeos