Al comedor con la policía

La alcaldesa charla con Indra S. Contreras, Noelia Sánchez, Irene Fernández y Adrián Rodríguez. /  MARIETA
La alcaldesa charla con Indra S. Contreras, Noelia Sánchez, Irene Fernández y Adrián Rodríguez. / MARIETA

Once alumnos del instituto de La Magdalena estrenan el servicio en el colegio Marcelo Gago

C. DEL RÍO AVILÉS.

Agentes de la Policía Nacional y Local controlaron ayer la entrada al colegio público Marcelo Gago de los once alumnos del Instituto de La Magdalena que estrenaron el servicio de comedor puesto en marcha por el Ayuntamiento. Las protestas e incluso amenazas de unas cuantas familias de alumnos del colegio por la habilitación de un comedor para estudiantes ajenos al centro aconsejó extremar las precauciones. Al final la sangre no llegó al río y la tranquilidad y armonía reinaron durante la inauguración del servicio. La Asociación de Familias del Alumnado (AFA) se había desmarcado previamente de tales actitudes y había reafirmado su compromiso con las decisiones adoptadas en el colegio.

Los once alumnos de La Magdalena son los primeros alumnos de instituto de Asturias que tienen derecho al comedor escolar. Un servicio que, como recordó la alcaldesa Mariví Monteserín, han puesto en marcha al apreciar la demanda existente. El próximo en entrar en funcionamiento, en tan solo unos días, será el del Carreño Miranda, solo que en este centro, dadas las dimensiones de la cafetería, sí podrá llevarse a cabo en el mismo instituto.

El servicio funciona igual que en los colegios de primaria. Según explicó la concejala de Educación, Yolanda Alonso, también presente en la inauguración del servicio, se esperó a terminar el contrato anterior para ampliar un servicio prestado por la empresa Ausolán que sirve una media de seiscientos menús diarios en Avilés y 6.500 en Asturias. El menú cuesta 4,06 euros para los comensales esporádicos y 3,80 para los fijos y puede haber bonificaciones de hasta el 80%.

El plato del día consistió en pasta, merluza a la gallega con zanahoria y fruta de postre, el mismo que los niños del Marcelo Gago habían tomado poco antes en unas dependencias anejas. Solo se cruzarán en la salida porque los alumnos de La Magdalena comerán en la antigua casa del conserje y no en el interior del colegio.

Indra Saray Contreras, Noelia Sánchez García, Irene Fernández Fernández y Adrián Rodríguez Fernández fueron cuatro de los primeros comensales. En el caso de Indra Saray, antigua alumna del 'cole', porque su madre trabaja a esas horas y en el de Noelia e Irene porque no les daba tiempo a ir a casa a comer y regresar al taller de teatro que habitualmente comienza a las tres. Ayer, no saben si por deferencia hacia ellas, ya que a esa hora estaba prevista la visita institucional, comenzó un poco más tarde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos