Comienza el derribo de la antigua fábrica de hielo de la Cofradía

Los operarios comenzaron ayer a trabajar en la zona. / PATRICIA BREGÓN
Los operarios comenzaron ayer a trabajar en la zona. / PATRICIA BREGÓN

La empresa Excade realiza la obra y la construcción de un nuevo punto limpio para la recogida de residuos en la rula de Avilés

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

Operarios de la empresa Excade han iniciado los trabajos para la demolición de la antigua fábrica de hielo de la Cofradía de Pescadores Virgen de las Mareas de Avilés. La empresa ha sido la adjudicataria del concurso convocado por la Autoridad Portuaria por un importe de 169.343 euros.

Las bases incluían las obras de demolición y la construcción de un nuevo punto limpio en la zona y que deberá mejorar las condiciones del existente en la actualidad en la proximidad de la actual lonja. La nueva instalación dispondrá de una cubierta para facilitar la tarea de depositar los residuos mucho más amplia que la actual.

Así, junto a los contenedores de reciclaje, quedará sitio para lo que se consideran residuos peligrosos. También habrá un espacio para los residuos orgánicos, desechos de pescado, además de lugares para depositar plásticos, corcho blanco, madera, aceite, filtros y redes rotas.

El plazo de ejecución de los trabajos es de ocho meses. La demolición presenta un elevado nivel de complejidad ambiental. El edificio se construyó en la década de los ochenta del pasado siglo dentro del proceso de modernización del sector pesquero. Sin embargo, en ese momento se emplearon materiales que, actualmente, tienen consideración de contaminantes y no se utilizan en la construcción.

Proceso complejo

Su retirada se encuentra sujeta a un estricto protocolo de seguridad ambiental que se deberá aplicar. Una vez retirados los residuos y despejada la parcela, la empresa se encargará de construir el nuevo punto limpio. La Autoridad Portuaria optó por convocar en un único concurso todos los procesos como vía para acortar los plazos en la regeneración de esa zona.

La antigua fábrica de hielo se mantuvo en activo desde su inauguración en 1980 hasta abril de 2016. Las mejoras que presentaban las nuevas instalaciones y su ubicación al lado de la actual lonja dejaba obsoleta el antiguo recinto.

La Autoridad Portuaria siempre tuvo la idea de derribar el edificio y en ello se trabajaba cuando, en agosto de 2016, se produjo un incendio en el inmueble. Una vez sofocado, se valló su perímetro por seguridad, ya que se encontraba en un estado próximo al derrumbe. Desde entonces, la Autoridad Portuaria ha gestionado el proceso para contratar el derribo y la construcción de un nuevo punto limpio para la actividad pesquera. Acudir a dos concursos diferentes (uno para el derribo y otro para la construcción) implicaría alargar aún más los plazos y dificultaría la coordinación de ambas actividades, de ahí que se optase por una única licitación para ambos trabajos.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos