La comunicación electrónica con el Ayuntamiento se multiplica por diez desde marzo

El Servicio de Atención Ciudadana del Ayuntamiento de Avilés, en la plaza de España.
El Servicio de Atención Ciudadana del Ayuntamiento de Avilés, en la plaza de España. / MARIETA

La obligatoriedad de registrar de forma telemática las peticiones repercute en una bajada de las consultas presenciales

C. DEL RÍO AVILÉS.

La tibia acogida de la comunicación electrónica con el Ayuntamiento, puesta en marcha en 2016, recibió el respaldo definitivo el pasado 1 de marzo, cuando se instauró como la única vía posible para hacer llegar todo tipo de preguntas, solicitudes y propuestas a la administración local. Desde entonces, el número de registros telemáticos se ha multiplicado por diez respecto a los contabilizados en 2016. No se puede saber, sin embargo, si este canal ha incidido en una bajada de las comunicaciones globales puesto que no consta cuántas se recibían antes, cuando el papel era el soporte habitual y un mostrador, la bandeja de entrada.

De los 392 registros telemáticos recibidos en el primer semestre de 2016 se pasó a los 3.087 del actual, con un especial aumento en los meses de mayo y junio. Así, de las 86 y 141 de principio de año, cuando todavía convivían las dos vías de comunicación con el Ayuntamiento, se pasó a las 637 de marzo. En abril, con la Semana Santa, se bajó a 586, pero en mayo y junio se registraron 812 y 825, respectivamente.

Estos números han significado una disminución paulatina del número de atenciones presenciales que se prestan tanto en el Servicio de Atención al Ciudadano (SAC), sito en la Plaza de España, como en El Foco, en Villalegre, así como un aumento del número de consultas a través del teléfono del Servicio de Atención Ciudadana 010.

En números globales, de las 24.989 consultas atendidas en el SAC y las 2.210 de El Foco se ha pasado a las 24.040 y las 2.122 del primer semestre del año en curso. Por el contrario, las llamadas al 010 han aumentado de 2.031 a 3.464, un incremento directamente relacionado con el registro telemático.

Este cambio de relación con el Ayuntamiento, no siempre exento de errores y complicaciones según atestiguan algunas entidades que, en función del grado de relación con el servicio municipal correspondiente, acaban enviando la solicitud o documentación pertinente por correo electrónico, pretende no solo agilizar la comunicación entre emisor y receptor, sino también reducir el consumo de papel.

Formación a los vecinos

A pesar de que muchos de los registros llevaban la firma de empresas y particulares, el Ayuntamiento no quiso que este canal de comunicación con la administración se resintiera con otro de sus más habituales usuarios, las asociaciones de vecinos. De ahí que organizara unos cursillos de formación para enseñar a sus miembros y no se resintiera la vía de acceso al ayuntamiento de permisos para uso de instalaciones o peticiones de reparaciones y arreglos en la vía pública, principalmente.

La obligación para las personas jurídicas de relacionarse con el Ayuntamiento mediante la sede electrónica está recogido en la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas 39/2015.

Fotos

Vídeos