Los concejos de la comarca llegan a un preacuerdo sobre la perrera

Una pasada reunión sobre la perrera. / MARIETA

Los representantes de los ayuntamientos se reúnen para avanzar sobre las cláusulas del convenio que abre la puerta al inicio de las obras

S. G. /C. R. AVILÉS.

Los contactos para construir una perrera en la comarca comienzan a dar sus frutos. Ayer se reunían en Avilés los representantes de los ayuntamientos de la comarca interesados en este proyecto para continuar avanzando en la firma de un convenio que regule los usos y los deberes en torno a la perrera. Aunque no está cerrado, todos los concejos involucrados han llegado a un preacuerdo sobre ese convenio que abrirá las puertas al inicio de las obras, que podrían llevarse a cabo esta misma legislatura.

Aunque los representantes de los consistorios no han querido desvelar desvelar aún los contenidos de este convenio, que cerrarán en breve, se sabe que en él se fijará el grado de participación de cada uno de ellos y la aportación que deberán hacer para llevar a cabo las obras. Hasta la firma de este convenio se mantendrán nuevas reuniones para que finalmente sean los alcaldes de esta decena de consistorios los que rubriquen el acuerdo sobre el que se lleva trabajando varios meses.

La idea de crear una mancomunidad para este fin caló desde el principio. Al proyecto de la comarca avilesina se unieron ayuntamientos del Bajo Nalón así como Gozón, Carreño o San Martín del Rey Aurelio. Así, cada consistorio deberá hacer frente a sus responsabilidades, lo que conllevará informes jurídicos y de intervención para realizar las modificaciones presupuestarias necesarias para hacer frente a su responsabilidad económica. Una vez superado el trámite legal, se determinará la parcela en la que se llevará a cabo el proyecto ya que en un primer momento se pusieron sobre la mesa una docena de terrenos, que debían cumplir varios requisitos, entre ellos la extensión del terreno tendrá que tenerse en cuenta o que no haya núcleos residenciales próximos para evitar molestias o impugnaciones del proyecto.

La futura mancomunidad será la segunda que se constituya para la creación de un albergue de animales. La primera se llamó Costa Norte y, si bien no se pudo apuntar ningún éxito con respecto a la perrera, a ella se le deben el diseño y construcción de diferentes sendas costeras en la comarca avilesina. Después se extinguió y su cometido lo han ido realizando protectoras según la demanda del momento y sus posibilidades para reubicar a los animales aunque siempre han recalcado la necesidad de un espacio como este en la comarca.

Fotos

Vídeos