«Las mujeres han tomado las calles y la palabra»

La Policía Local de Avilés cifró más de 2.500 personas la asistencia a la concentración de la plaza España./Marieta
La Policía Local de Avilés cifró más de 2.500 personas la asistencia a la concentración de la plaza España. / Marieta

Cerca de 3.000 personas llenaron la plaza del Ayuntamiento de Avilés en una concentración «sin precedentes»

EVA FANJULAvilés

Estudiantes, amas de casa, docentes, empleadas públicas, artistas, comerciantes, desempleadas, sanitarias, hosteleras, pensionistas, operarias de limpieza, todas acudieron ayer a El Parche para expresar su rechazo frontal al machismo en todas sus manifestaciones. Un machismo que buena parte de ellas experimentaron o del que fueron testigos en algún momento de la vida independientemente de su formación, profesión o ámbito social de l que proceden.

Mujeres como María Amalia Mezquita, una vecina de Villalegre que trabajó toda su vida cuidando de su casa y limpiando en otras para sacar a su familia adelante. «Estoy aquí para luchar por cambiar la vida que vaya a mejor y decir que las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres. Yo sigo luchando porque tengo tres hijos en casa sin trabajo y nietos hay que salir adelante, hay que vivir», afirma contundente.

Conseguir un futuro mejor para las mujeres sin discriminación de género era un tema constante en la multitud de corrillos que ayer abarrotaban El Parche. «Estaba viendo jugar aquí a dos niñas pequeñas y pensé vaya porquería de futuro les espera si esto no cambia, nos pagan menos, nos acosan, nos matan. No podemos consentir que hereden esto», manifiesta contundente Aida Álvarez Barreiro, una joven de 26 años formada en turismo pero que trabaja de camarera.

En total cerca de 3.000 personas se concentraron ayer al mediodía en la Plaza de España de Avilés para reivindicar la igualdad entre hombres y mujeres y exigir el fin de la violencia machista. Una multitudinaria afluencia de público que hizo de este 8 de marzo en la villa del Adelantado una conmemoración «sin precedentes».

La concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Avilés, Raquel Ruiz, leyó el manifiesto reivindicativo de la Comarca. Un texto firmado también por las ediles responsables de Igualdad de los concejos de Castrillón, Corvera, Gozón, Illas y Avilés, en el que se destacó el papel reivindicativo de las mujeres que «no vamos a cejar en nuestro empeño de conseguir el espacio que nos corresponde en la sociedad, este día visibilizamos el trabajo que llevamos haciendo todo el año».

En el documento se hizo hincapié en el carácter reivindicativo de la jornada marcada por la primera convocatoria de huelga general de mujeres en España. «En los últimos años hemos avanzado en igualdad pero aún nos queda mucho camino por recorrer hacia la igualdad. Siguen existiendo los estereotipos de género, la segregación horizontal y vertical y las mujeres nos encontramos en inferioridad de condiciones y oportunidades, por ello hacemos esta huelga». También se hizo referencia en el manifiesto a que «en los últimos años la gestión de la crisis ha generado un incremento brutal de la desigualdad social que se ceba especialmente con las mujeres», leyó Raquel Ruiz.

Entre los asistentes a la concentración de El Parche se encontraban mujeres y hombres de todas las edades y provenientes de diferentes puntos de la comarca de Avilés. Además de representantes del gobierno local, representantes sindicales de Comisiones Obreras y UGT, del colectivo feminista Les Rudes, participaron en la que se considera una jornada histórica. Según la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín «se ha llenado la plaza aquí y en casi todo el mundo. Lo más importante es que son las mujeres de todo el mundo las que han decidido tomar la palabra y las calles para significar la desigualdad y reivindicar la igualdad».

Además de la multitudinaria concentración en la Plaza Mayor de Avilés, ayer se celebraron otras más pequeñas en diferentes centros educativos y de trabajo de la Comarca para conmemorar el Día Internacional de la Mujer.

Arcelor y pasacalles

Es el caso de la llevada a cabo en Arcelor Mittal, donde, de 12.30 a 13.30 horas, en la portería de Trasona, trabajadores y miembros del comité de empresa se manifestaron en solidaridad con la celebración del 8 de marzo y reivindicar mejoras que permitan equipar las condiciones salariales de hombres y mujeres. A medianoche del 8 de marzo comenzaron los actos simbólicos de apoyo a la huelga feminista, que luego siguieron a lo largo de toda la mañana. Una quincena de activistas quisieron visibilizar sus reivindicaciones desde la madrugada del jueves con la ‘decoración’ de algunas estatuas en calles y parques, a las que vistieron con mandiles morados y en algunos casos hasta con fregonas (por ejemplo, en el parque de El Muelle).

Después, a las diez de la mañana un grupo de mujeres se concentraron bajo la lluvia en Sabugo, frente a la ‘Monstrua’, que también ‘viste’ mandil del 8-M, e iniciaron desde allí un pasacalles por el centro de Avilés que acabó a las doce en la plaza de España, donde se celebró la concentración convocada por el Ayuntamiento con motivo del Día Internacional de la Mujer.

«Hemos trabajado con fuerza estos meses y nos esforzamos en informar sobre qué es la huelga, por qué se hace, y sumar apoyos», declaró Alexia Fernández, del movimiento del 8-M. Para ella, lo más importante ha sido «potenciar y aglutinar con nuestras actividades a colectivos sociales que no pertenecen solo al movimiento feminista, sino a toda la sociedad».

Respecto a la incidencia de la convocatoria de paro en la Comarca de Avilés, se observó que mientras las grandes superficies funcionaron con normalidad, muchos pequeños comercios y establecimientos de hostelería, sobre todo del centro de la ciudad, permanecieron total o parcialmente cerrados, por la decisión de sus responsables, en su mayoría mujeres autónomas, que decidieron secundar la primera huelga general feminista y sumarse al paro.

Por otro lado, aunque no se registraron incidentes de gravedad, se observó la presencia en buen parte de la ciudad de Avilés de contenedores de basura pintados así como otros objetos del mobiliario urbano, además de numerosas pintadas alusivas a la jornada de huelga escritas en el asfalto y en numerosos pasos de cebra del casco urbano.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos