Condenados a tres años y medio de cárcel los ladrones de cinco chalés en Salinas

Los dos condenados, durante el juicio. / PATRICIA BREGÓN
Los dos condenados, durante el juicio. / PATRICIA BREGÓN

La jueza considera a los dos acusados culpables de un delito de robo con fuerza en las cosas y otros en grado de tentativa

RUTH ARIAS AVILÉS.

Los dos jóvenes acusados de robar en un chalé de Salinas e intentarlos en otros cuatro en un espacio de cinco días en marzo del año pasado han sido condenados a tres años y medio de prisión cada uno. La jueza los ha considerado culpables de un delito con robo con fuerza en las cosas en casa habitada y otros tres continuados en grado de tentativa.

Los hechos ocurrieron a mediados de marzo del año pasado. En apenas cinco días, los dos condenados irrumpieron en otras tantas casas de la localidad castrillonense, aunque solo en una lograron apoderarse de algunos objetos. Lo intentaron por primera vez en la mañana del día 9 en la calle Marola. Allí fueron sorprendidos por la propietaria de la vivienda y huyeron sin poder sustraer ningún efecto.

Horas después, ya por la tarde, volvieron a intentarlo en otro chalé de la avenida de Raíces. Si por la mañana solo habían saltado el muro del jardín, por la tarde violentaron una de las hojas de la ventana del garaje y uno de los cristales de entrada a la puerta de acceso a la vivienda, llegando a entrar en su interior.

El único robo que consumaron ocurrió el día 11. Saltaron la valla de una casa en Alejandro Casona, rompieron el cristal de la puerta trasera y se llevaron numerosos objetos. Tres días después intentaron asaltar otras dos viviendas, una en la calle Villalaín y otra en Luis Muñiz. Repitieron modus operandi en ambas ocasiones: saltaron la valla perimetral y rompieron puertas y ventanas para acceder a los interiores.

En estas dos últimas tentativas de robo tampoco tuvieron éxito. En la primera no lograron entrar en la casa porque fueron nuevamente sorprendidos por el dueño. En la segunda, aunque sí consiguieron introducirse en la vivienda, no se llevaron nada. Antes de eso causaron desperfectos en el marco de la ventana, la tubería de gas y en la puerta de un armario.

La Fiscalía pedía para los dos acusados una pena de siete años de prisión para uno y nueve para el otro, ya que contaba con la agravante de reincidencia. En la vista oral, celebrada la semana pasada, rebajó su petición a cinco años y nueve meses en uno de los casos y cuatro años y nueve meses en el otro. Finalmente, la condena impuesta ha sido sensiblemente inferior: tres años y seis meses.

En su defensa argumentaron que iban «a la zona de chalés de Salinas a comprar droga y a consumirla», pero sin intención de robar. Ambos condenados son toxicómanos en rehabilitación. En el momento actual, uno de los condenados ya se encuentra encarcelado en Villabona, mientras que el otro reside en un centro de rehabilitación. Según sus abogados, ninguno de ellos se encuentra consumiendo drogas en la actualidad.

Atenuante

Su drogodependencia fue tenida en cuenta por la jueza como atenuante, motivo por el cual las condenas no fueron más altas. Las defensas de los condenados, ejercidas por Carlos Díaz e Ignacio Fernández, pidieron en su momento la nulidad del juicio, asegurando que se había roto la cadena de custodia de la grabación que los incriminaba y la entrada si autorización en uno de sus domicilios. Ahora, estudian recurrir la condena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos