El confitero de La Duquesita, culpable de matar a su mujer «con alevosía y ensañamiento»

El confitero de La Duquesita, culpable de matar a su mujer «con alevosía y ensañamiento»

El jurado popular, que ha deliberado durante más de nueve horas, señala además las agravantes de parentesco y desprecio de género

EFE

El jurado popular ha declarado este lunes por unanimidad culpable de asesinato con alevosía y ensañamiento, y las agravantes de parentesco y desprecio de género, al confitero de La Duquesita de Avilés acusado de matar a golpes con una llave inglesa a su mujer en la madrugada del 26 de enero de 2016. El jurado, que ha iniciado las deliberaciones a las once y media de la mañana, ha hecho lectura pública del veredicto pasadas las nueve de la noche en la Sección Tercera de la Audiencia de Oviedo, que la semana pasada acogió la vista oral contra Julio Pardo, de 49 años.

El veredicto ha asumido las agravantes solicitadas tanto por la Fiscalía como por la acusación particular, que interesan una pena de 25 años de cárcel, y ha rechazado las atenuantes planteadas por la defensa, que pide la condena mínima. Tras la lectura del veredicto, el tribunal deberá dictar la sentencia condenatoria en los próximos días.

El acusado y su mujer Ascensión, que tenía 46 años, regentaban desde 2012 la confitería La Duquesita, ubicada en la calle Fernández Balsera de Avilés. El negocio, que había sido explotado con anterioridad por los padres del acusado hasta su jubilación, no generaba los rendimientos económicos pretendidos por el matrimonio.

Más información

Según las acusaciones, esta situación provocaba situaciones de tensión y conflicto entre ellos, agravadas además por la mala relación que, desde hacía tiempo, existía entre la víctima y sus suegros.

El Ministerio Público sostuvo durante la vista oral que el hombre decidió acabar con la vida de su mujer mientras ella dormía en el dormitorio conyugal tras haber salido a cenar.

El procesado aseguró no recordar nada al encontrarse aquella noche bajo los efectos del alcohol y las pastillas que había ingerido para "quitarse de en medio", superado por las deudas y la mala situación del negocio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos