El confitero Julio Pardo continúa ingresado en el Hospital Central de Asturias

C. R. AVILÉS.

Julio Pardo, el confitero de La Duquesita que el 26 de enero de 2016 asesinó a su mujer Ascensión Amores, continúa ingresado en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en el que se recupera desde el martes de una ingesta de pastillas. Permanece en la planta sexta, custodiado por agentes de la Policía Nacional.

En cuanto se recupere se espera que sea atendido por la unidad de Psiquiatría y, posteriormente, trasladado de nuevo a la cárcel de Villabona. Pardo se encuentra a la espera de saber cuántos años de prisión tendrá que cumplir por un crimen que en enero de 2016 sobresalto a la ciudad. Declarado culpable de asesinato con agravante de parentesco y género por un jurado popular, el juez le impondrá una pena de cárcel que oscilará entre los 22,5 y los 25 años. La Fiscalía y las acusaciones pedían, además, otros diez de libertada vigilada, la prohibición de residir en la provincia y el pago de indemnizaciones por valor 450.000 euros a los padres y cinco hermanos de la víctima.

Es la segunda vez que Julio Pardo es atendido en este centro por una intoxicación farmacológica. La anterior fue tras el descubrimiento del crimen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos