Pedro de Rueda y Alfonso Araujo se disputarán la presidencia del PP de Avilés el 3 de marzo

Agustín Iglesias Caunedo, Reyes Fernández Hurlé y Pedro de Rueda, en primera fila en el comité celebrado ayer en Oviedo. /  ÁLEX PIÑA
Agustín Iglesias Caunedo, Reyes Fernández Hurlé y Pedro de Rueda, en primera fila en el comité celebrado ayer en Oviedo. / ÁLEX PIÑA

El comité ejecutivo regional del partido aprobó ayer la fecha del congreso y un cambio de reglamento que exigirá solo veinte avales

RUTH ARIAS AVILÉS.

El congreso del Partido Popular de Avilés ya tiene fecha. Se celebrará, finalmente, el 3 de marzo, tal y como había adelantado LA VOZ. La cita fue aprobada ayer en la reunión del comité ejecutivo regional en la que salió adelante por unanimidad. Ese día, para el que falta poco más de un mes, se elegirá un nuevo presidente y una nueva junta directiva que pondrán fin a nueve meses de gestora y normalizarán la situación en la agrupación local. «No es fácil, pero hay que intentarlo y espero que esa sea la intención de todos», manifestó ayer el secretario general del partido, Luis Venta.

El congreso del PP de Avilés quedó ayer formalmente convocado y se abre ahora un plazo para presentar avales, algo que podrá hacerse hasta el lunes 5 de febrero. Después, habrá un plazo de 48 horas para que estos sean examinados por el comité antes de proclamar los candidatos.

Aquí habrá una modificación importante con respecto al resto de congresos celebrados hasta ahora. El comité ejecutivo aprobó ayer una reforma del reglamento marco de congresos locales por la que se establece que solo será necesaria la presentación de veinte avales para que una candidatura sea aceptada, cuando hasta ahora se establecía un porcentaje del censo. Esta cifra, para el nivel de afiliación de Avilés, allana el camino para aquellos que estén interesados en presentarse.

«No será fácil unir al partido, pero esa debe ser la intención de todos», dice Luis Venta «No se puede seguir así y espero que esto sea bueno para todos», defiende De Rueda

De momento ya hay dos candidatos y no se espera que surja ninguno más. El concejal Alfonso Araujo, que encabeza el sector crítico con la dirección regional, ya había manifestado la pasada primavera, cuando la anterior presidenta, Carmen Maniega, hizo pública su decisión de no renovar el cargo, que él se presentaría a la presidencia del partido en Avilés. Enfrente tendrá a Pedro de Rueda, que dirige el partido desde que a finales de mayo fuera nombrado presidente de la gestora. De Rueda confirmó ayer su candidatura, que hasta ahora no había hecho pública.

Por delante tendrán la difícil misión de unir al partido en Avilés, que ha pasado el tiempo que va de legislatura enfrascado en luchas internas. El grupo municipal se encuentra completamente dividido entre los más cercanos a la dirección regional encabezados por el portavoz, Carlos Rodríguez de la Torre, junto a las ediles Ana Bretón y Reyes Fernández-Hurlé, y los fieles a los anteriores presidentes en Avilés, Joaquín Aréstegui y Carmen Maniega.

«Si hay debate interno que lo haya, pero debe primar el respeto a los dos candidatos», señaló ayer Venta, convencido de que es necesario que «el que pierda este congreso se una a los que ganen». El secretario general prometió además que el proceso sería «escrupuloso» y con todas las garantías.

«No se puede seguir así»

Pedro de Rueda comunicó ayer formalmente a la dirección del partido su intención de concurrir y la esperanza de que el cónclave ayude a ordenar el partido y a poner fin a la situación actual de enfrentamientos abiertos. «Lo que es evidente es que no se puede seguir así», reconoció ayer. Las tensiones existen desde hace tiempo, pero se han hecho especialmente evidentes y duras en las últimas semanas, con descalificaciones públicas por parte de los críticos al portavoz municipal y enfrentamientos personales, como el de los concejales Ana Bretón y Francisco Zarracina, que ahora estudia el comité de derechos y garantías de la organización.

Las dos partes se muestran convencidas de poder ganar el congreso y recibir el apoyo de los militantes, una cifra que ha ido en aumento desde que se nombró la gestora y que, según los datos ofrecido spor la dirección regional, ronda ahora mismo los quinientos afiliados. De Rueda, De la Torre y otras personas como la secretaria general de la gestora, Esther Llamazares, han hecho un esfuerzo importante por atraer a gente al partido y contrarrestar la mayor fuerza que, hasta entonces, tenía el sector cercano a Aréstegui.

En el congreso regional en el que Mercedes Fernández resultó reelegida presidenta, cuando la entonces líder del partido en Avilés, Carmen Maniega, le disputó el cargo, sirvió para comprobar que había una mayoría de afiliados avilesinos que no estaban de acuerdo con la deriva del partido en Asturias. Entonces el voto a Maniega en la ciudad fue mayoritario, con 93 votos frente a los 56 obtenidos por Fernández. Las cosas tienen poco que ver actualmente con aquellos momentos, debido principalmente al incremento del número de afiliados.

También el sector próximo a Araujo ha logrado incrementar las altas de forma importante, y ahora habrá que medir fuerzas. El primer pulso serán los avales. Aunque solo sean necesarios una veintena, no cabe duda de que cada uno de ellos tratará de hacer una exhibición cuando deban presentarlos, en tan solo unos días. Después de eso se abrirá una campaña que durará algo menos de un mes y que culminará en un congreso que el sector crítico lleva meses reclamando.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos