Araujo pide parar el congreso al detectar en el censo a 87 militantes de fuera de Avilés

Araujo pide parar el congreso al detectar en el censo a 87 militantes de fuera de Avilés
Alfonso Araujo ayer, en la oficina del candidato. / MARIETA

El candidato acudirá «al auxilio judicial» si no logra las condiciones «para que el PP tenga un proceso limpio»

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

El candidato del Partido Popular a la presidencia de la Junta Local de Avilés, Alfonso Araujo, reclamó ayer la suspensión del actual proceso congresual para corregir un mínimo de 87 irregularidades que tanto él como su equipo han detectado en el censo electoral.

En un escrito registrado ayer, Araujo emplaza a la comisión organizadora del congreso a «responder en un plazo no superior a 48 horas» o, en caso contrario, acudiría «al auxilio judicial en legítima defensa de mis derechos a un congreso limpio». Fuentes de la comisión organizadora confirmaron a este diario que se reunirán mañana miércoles, 21 de febrero, para responder al escrito.

Por su parte, la dirección autonómica optó por no pronunciarse sobre esta polémica, toda vez que la gestión del congreso corresponde a la comisión organizadora.

Alfonso Araujo realizó ayer estas denuncias después de haber analizado la documentación precongresual. El aspirante lamentó las trabas impuestas por la dirección ya que el censo electoral «no podía ser fotocopiado ni reproducido, casi lo teníamos que tocar con guantes».

El aspirante a la presidencia local lamentó la forma en la que se presenta el censo. «Son 29 hojas apaisadas en la que la relación de nombres no aparece numerada y se orden alfabéticamente por el nombre. Es una manera muy poco operativa para luego poder consultar».

No es la única dificultad que encontraron ya que, según explicó, aparece el nombre, pero no la fecha de afiliación, un teléfono de contacto, ni si se encuentra al pago de las cuotas de afilados. «Está información aparece en otro listado, que sí viene ordenado alfabéticamente, por los apellidos, pero que luego resulta complicado de comparar», apunta. Araujo lamenta que, ante sus quejas, la comisión organizadora del congreso «solo nos comenta que es lo que les mandaron de la dirección regional». A partir de ahí, y después de estudiar la documentación existente durante tres días, Araujo y su equipo denunciaron ayer 87 irregularidades que calificaron como «muy graves» por su potencial de alterar el censo.

Alfonso Araujo destacó la presencia de 75 militantes «indebidamente afiliados». Según indicó son personas cuyo domicilio se encuentra fuera de Avilés: Illas, Gijón, Soto del Barco, Cudillero, Pravia, Candamo, Castrillón, Tapia de Casariego, San Juan de la Arena y Pravia, apuntaron. La relación incluye también algunos afiliados de fuera de Asturias: Extremadura, Madrid y La Coruña.

La relación de irregularidades, según Araujo, incluye a ocho personas «no censadas en Avilés y que aparecen en domicilios de diferentes familiares». Según explicó Araujo, se trata de personas que en el pasado ocuparon altos cargos o que son familiares de dirigentes del Partido Popular.

Además, hay cuatro personas con domicilios falsos, inexistentes. Así, por ejemplo, en viviendas con tres alturas, dan como residencia un cuarto, citan una letra que no existe o un número que no hay en la calle.

De Rueda, en una oficina

En esta relación, Araujo denunció la situación de Pedro de Rueda «que miente a los afiliados de Avilés cuando sabiendo todos que vive en Gijón y trabaja en Oviedo aparece censado junto con Carlos Rodríguez de la Torre, que vive en Salinas, y una tercera persona en un despacho en Avilés. Es algo sorprendente. De Rueda ya mintió cuando dijo que no se presentaría a la presidencia y lo vuelve hacer ahora con este despacho patera».

Araujo también denunció la existencia de 84 afiliados que abonaban cuotas por debajo de los veinte euros anuales (oscilan entre diez y quince euros) fijado como mínimo por la dirección autonómica y, «lo que es más grave», con pago directo a través de una ventanilla, incumpliendo la normativa de la Ley de Financiación de los Partidos Políticos que obliga a que todos los afiliados abonen sus cuotas por domiciliación bancaria. «Pediremos explicaciones, es algo gravísimo», apuntó el aspirante a la presidencia local.

Lo cierto es que en la actualidad no se conoce públicamente el número de militantes en el Partido Popular de Avilés. En 2013, en el congreso local que reeligió a Joaquín Aréstegui como presidente por sexta vez consecutiva se dio la cifra de 1.150 afiliados.

Araujo también apuntó la existencia de irregularidades en el visado de los avales, aunque no afectaría a la existencia de dos candidaturas. «Entre los avales que yo presenté había dos personas que llevan toda la vida como militantes del Partido Popular y, aunque presentamos resguardos bancarios, no aparecen al corriente de pago», afirmó el candidato. Reconoció que la situación «me duele personalmente porque es gente que lleva muchos años en el partido, pagando religiosamente y ahora no aparecen». Además, apunta que «si en mis avales aparecen estos fallos, me pregunto que sucederá en la otra candidatura, aunque creo que no se cambiará nada respecto a la existencia de los candidatos».

Por su parte, Pedro de Rueda no quiso entrar en la polémica. «Todas mis actuaciones se encuentran dentro de las normas del Partido Popular», rechazando «alimentar» cualquier controversia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos