El Consejo de Ministros aprobará la cesión de la AI-81 el día 25

F. DEL BUSTO AVILÉS.

El Consejo de Ministros que se celebrará el próximo 25 de agosto podría aprobar la cesión parcial de la AI-81 del Ministerio de Fomento al Principado de Asturias. De esta manera, se superaría el único obstáculo que, en la actualidad, impide terminar la conexión del Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA) con la Autovía del Cantábrico, según avanzó el Consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra.

La previsión es que, posteriormente, el consejo de Gobierno del Principado aprobará la firma del convenio. De esta manera, a partir de septiembre, será una cuestión de agenda concertar el momento para que el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, firme la cesión parcial con el Ministro de Fomento, Iñigo de la Serna.

De esta manera, el Principado dispondrá de vía verde para poder terminar los accesos al PEPA. Fernando Lastra fue ayer prudente y expresó su confianza en que el convenio, sobre el que ya existe acuerdo, llegue al primer Consejo de Ministros después de las vacaciones de verano.

El pasado mes de julio, este diario ya informó de que el convenio se encontraba redactado y listo para su firma, siendo necesaria la autorización por el Consejo de Ministros. La obra permitirá la cesión parcial del tramo de la Autovía del Cantábrico que va desde el límite entre Avilés y Corvera, hasta la conclusión de la vía.

De esta manera, el Principado podrá encarar la recta final de un proyecto cuya tramitación se inició en 2007 para licitarse en el siguiente ejercicio. La obra que debería terminarse en 2010. Sin embargo, los problemas con el tendido de alta tensión fue el primer gran obstáculo que obligaron a la paralización de los trabajos en julio de 2010. En noviembre de ese año, el entonces consejero de Infraestructuras, Francisco Buendía, firmaba la paralización de las obras.

Estas se reanudaban en octubre de 2015, una vez que se modificaba el trazado de la línea de alta tensión, con Belén Fernández como consejera de Infraestructuras y que confiaba en lograr en el plazo de dos años la autorización del Ministerio de Fomento para poder terminar los trabajos en 2017.

Finalmente, este año se logrará la autorización, si bien los trabajos no concluirán hasta 2018, habida cuenta de la tarea pendiente de ejecutar. Por el proyecto habrán pasado cuatro consejeros diferentes en el Principado de Asturias y otros tantos ministros de Fomento en el gobierno de España.

Fotos

Vídeos