El consorcio para la perrera culmina su tramitación administrativa

Una de las concentraciones pidiendo el albergue.
Una de las concentraciones pidiendo el albergue. / MARIETA

Superado el trámite de informar sobre la aprobación definitiva de los estatutos, la entidad comarcal podrá comenzar a adoptar decisiones

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

El consorcio comarcal para la construcción y gestión del albergue de animales comenzará su actividad en marzo. Solo debe superar la publicación en los próximos días de la aprobación definitiva de sus estatutos en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) para que comience a dar pasos efectivos después de prácticamente un año de tramitaciones administrativas.

Al tratarse de varios ayuntamientos, con ritmos distintos, los trámites han sido largos. Los movimientos del equipo de gobierno avilesino en busca de una solución para crear el albergue de animales prácticamente comenzaron al principio de este mandato, hace dos años y medio, pero no fue hasta el pasado mes de julio cuando se produjo el acuerdo oficial de la constitución del consorcio en un acto que contó con la presencia de los alcaldes de los municipios implicados en el proyecto.

A partir de ahí la decisión de formar parte de este órgano supramunicipal tuvo que ser refrendada en cada uno de los consistorios, y ese acuerdo sacado posteriormente a información pública, lo que ha hecho que las previsiones de inicio de la actividad hayan ido retrasándose mes a mes. Primero se pensó que en noviembre podría llevarse a cabo ya la constitución definitiva, luego se trasladó esa decisión a diciembre o principios de enero y ahora se cree que finalmente se hayan superado todos los trámites administrativos este mes y que en marzo se pueda producir la primera reunión efectiva del consorcio que dé forma a todo lo que se ha venido hablando en este tiempo.

El consorcio está formado por los ayuntamientos de Avilés, Castrillón, Carreño, Soto del Barco, Muros de Nalón, Illas, Corvera, Gozón y Pravia, aunque estos últimos se incorporarán a posteriori. El objetivo, según se señala en los estatutos, cuya aprobación definitiva será oficial en los próximos días, es la prestación del servicio de recogida, albergue, mantenimiento y adopción de animales abandonados. Para ello, según señalan los estatutos podrá adoptar todas las decisiones necesarias en materia de construcción del espacio necesario y la fórmula de gestión del mismo. Además, podrá recurrir a financiación de otras administraciones a través de los distintos programas de ayuda.

La presidenta será la alcaldesa de Avilés y su sede estará en esta ciudad. Los ayuntamientos también han decidido cómo será el reparto presupuestario en función del número de habitantes y las funciones que tendrá el consejo de administración en el que participan todos los concejos.

La primera decisión que adoptará el consorcio será la de abrir un concurso para decidir en qué zona se ubicarán las instalaciones para albergar a los animales abandonados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos