La construcción sigue bajo mínimos, con solo un edificio en El Quirinal

Obras de Campelo en El Quirinal. /  MARIETA
Obras de Campelo en El Quirinal. / MARIETA

También están a la venta 61 pisos de promoción recién edificados en Las Meanas en el marco del convenio de los Chaplin

J. F. G. AVILÉS.

La construcción de vivienda nueva en Avilés continúa bajo mínimos. A día de hoy solo se está levantando un edificio, en El Quirinal, veintiocho viviendas promovidas por Construcciones Campelo, que ya planifica una nueva fase, la tercera. Ayala comercializa 61 pisos de protección recién construidos por Proiecto en Las Meanas en el marco del convenio 'de la manzana de Los Chaplin', los multicines, ya demolidos, que existían en su entorno. En la misma zona y dentro del mismo convenio, Rubín Desarrollos Urbanos anuncia que próximamente comenzará a edificar el cuarto de los cinco que se proyectan en Esther Carreño, 34 viviendas distribuidas en ocho alturas más ático y 36 plazas de garaje.

El convenio que desarrolla la unidad de actuación de dicha calle recoge que la urbanización correría a cargo de los promotores y que tendría que acometerse con anterioridad al inicio de las obras de construcción de los edificios. Uno de ellos, el que hace esquina con la calle Alcalde Francisco Orejas Sierra, comenzó a levantarse en 2013, y fue entonces cuando se abrió el primer tramo de Esther Carreño, bautizada así en memoria de la profesora y carismática exdirectora del Instituto Carreño Miranda de Avilés, fallecida en 2008 a la edad de 93 años.

La falta de acuerdo entre los tres promotores que intervienen en el área de actuación a la hora de repartirse las cargas de la urbanización llevó al Ayuntamiento a intervenir los avales depositados en su día para ejecutarla de forma subsidiaria. Las obras han sido recientemente adjudicadas a Ingeniería de Construcción y Obra Civil de Asturias en 349.196 euros, con un plazo de ejecución de cuatro meses si se desarrollen en una sola fase y de cinco si se ejecuta en dos.

El proyecto contempla una vía de doble sentido de circulación que conectará Juan Ochoa con Alcalde Orejas Sierra en la que se habilitarán nuevas plazas de aparcamiento que, sumadas a las ya existentes, arrojarán un total de 48, todas incluidas en el área regulada por la zona azul. Está previsto que las obras comiencen en las próximas semanas. La prolongación de Esther Carreño permitirá acceder directamente desde Alcalde Francisco Orejas Sierra a Juan Ochoa y por extensión a Fernando Morán, aliviando en parte el tráfico que a día de hoy soporta la glorieta de la plaza del Vaticano.

La nueva conexión culminará la profunda transformación urbanística que ha experimentado la zona en los últimos años. El proceso comenzó a principios de siglo con la construcción de la plaza de la Exposición y del parking en lo que hasta entonces un terreno baldío que se utilizaba como improvisado aparcamiento, excepción hecha de la franja más próxima a José Cueto, que estaba asfaltada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos