«Hay coordinación para dar respuesta ante catástrofes, pero falta un protocolo»

Rafael Castro ayer en el Hospital San Agustín. / MARIETA
Rafael Castro ayer en el Hospital San Agustín. / MARIETA
Rafael Castro - Delgado Coordinador del grupo de trabajo de catástrofes del SAMU-Asturias

«Los simulacros de emergencias que hacemos no son integrales porque no participan los centros de salud y tampoco el hospital»

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

Rafael Castro Delgado es médico del SAMU y coordinador grupo de trabajo de catástrofes e incidentes de múltiples víctimas. Ayer ofreció una charla en el Hospital Universitario San Agustín en la que animó a los profesionales a impulsar en el centro un protocolo de actuación que, a semejanza del elaborado en el SAMU, permita ordenar la intervención y atención en estos casos de emergencias y no quede todo abierto a la decisión del responsable de las distintas áreas de Urgencias o Cirugía, por ejemplo, en ese momento.

-Lleva casi veinte años insistiendo en que es necesario este protocolo de atención a catástrofes en el hospital, pero parece que no hay avances al respecto.

-Pienso que no acaban de darle la relevancia que yo creo que tiene que tener contar con un plan de actuación ante catástrofes o incidentes con múltiples víctimas que permita a todos actuar de forma coordinada.

-Avilés es una zona de especial riesgo por las características de su industria.

-Es una comarca con un perfil de riesgo peculiar, pero no de mucho riesgo porque en realidad ha habido muy pocos accidentes industriales. Pero es preferible estar preparado para algo que puede no suceder nunca a que nos suceda algo para lo cual nunca estuvimos preparados.

-Algo sí parece que se avanza en este campo, ya que los simulacros de accidentes graves y catástrofes son cada vez más frecuentes.

-Es cierto que se hacen simulacros y en la mayoría de ellos participa el SAMU, pero no son simulacros integrales porque no participan los centro de salud, la atención Primaria, y tampoco el hospital. Existe una coordinación de primera respuesta, pero es mejorable la coordinación entre distintas estructuras sanitarias

-Asusta un poco lo que dice, ¿a qué cree que se debe esto?

-Desconozco si es por el propio diseño de los simulacros o porque no se da el paso de invitar a estos profesionales de la sanidad a participar en estos ejercicios ante un incidente con múltiples víctimas para que así la respuesta sea integral, no solo en el terreno. Estoy seguro de que ellos estarían encantados de hacerlo.

-¿Eso quiere decir que podemos tener problemas en caso de una catástrofe?

-No necesariamente. Tenemos un sistema sanitario muy potente y con profesionales muy cualificados que seguro que darán buena respuesta. Pero hay margen para mejorar y ese margen pasa por elaborar un plan, difundirlo, entrenarlo y coordinarlo con otros planes. Estoy seguro de que si se produjese un incidente con múltiples víctimas los profesionales de cada servicio del hospital sabrían qué hacer. Pero hay que tomar decisiones, como por ejemplo dejar de atender las consultas programadas de los escáneres y alguien tiene que dar esa orden, no se puede estar a expensas de la decisión que adopte el médico que esté al frente en cada momento.

-En el SAMU, llevan años trabajando este plan y entrenándolo. ¿En qué tiempo darían respuesta en caso de un accidente de estas características?

-El tiempo es el mismo que en la emergencia diaria, en seis o siete minutos podríamos estar en el lugar. Como nuestra respuesta es integral, en caso de múltiples víctimas llegarían a Avilés ambulancias desplazadas desde otros puntos de Asturias, pero en ese tiempo de seis o siete minutos ya estaríamos en el lugar del suceso y poniendo en marcha nuestro plan en el que se establece el procedimiento y las tareas de cada miembro del equipo. El médico de la UVI es el mando sanitario en el lugar del accidente, el enfermero realiza tareas de triaje y los técnicos colaboran con el personal de enfermería y uno de ellos es el jefe de evacuación para coordinar esta tarea.

-Ha comentado en su conferencia cómo en estos años de trabajo han ido diseñando su propio sistema de atención a estas emergencias.

-Sí. Llevamos años analizando en el grupo de trabajo estos procesos y haciendo simulacros que nos han permitido ir mejorando la guía inicial que elaboramos. Por ejemplo, utilizamos el sistema de triaje 'Meta', que fue diseñado por la Unidad de Investigación de Emergencia y Desastre de la Universidad de Oviedo en Asturias y que es el que se ha utilizado en Barcelona durante los atentados del pasado mes de agosto.

-Asegura que las medidas de planificación ante incidentes con múltiples víctimas no son costosas.

-Estamos hablando de una medida fácil que es más bien organizativa, no estamos hablando de hospitales de campaña y grandes inversiones, sino de que las personas que tienen que intervenir estén coordinadas y hayan entrenado los pasos que tienen que dar. El coste es poco, en el SAMU diez o doce personas participan en el grupo de trabajo de incidentes de múltiples víctimas y catástrofes, reconociéndonos el servicio parcialmente el tiempo dedicado en reuniones. El coste salarial es bajo. Solo hace falta un grupo de personas con interés en el tema y por supuesto el apoyo de las autoridades sanitarias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos