Detienen en Gijón a un motorista ebrio y drogado que huyó de la policía de Avilés

Accesos a Viesques desde la autovía del Cantábrico./
Accesos a Viesques desde la autovía del Cantábrico.

El hombre, que carecía de carné en vigor, llegó a superar los 150 kilómetros por hora en la 'Y'

C. R.

La Policía Local de Gijón detuvo la madrugada del martes a un vecino de Avilés de 45 años que huyó de los agentes avilesinos cuando le dieron el alto a su motocicleta en la avenida de San Agustín al filo de la medianoche del lunes. Su frenética huida terminó en la A-8, a la altura de Viesques, tras haber alertado a los policías locales de Gijón y Oviedo. Dio positivo en el control de drogas y alcoholemia y circulaba con el permiso retirado, por lo que se le imputan dos delitos contra la seguridad vial, el de conducción temeraria y la conducción bajo la influencia de alcohol y drogas. Ayer por la noche, volvió a ser detenido por conducir bebido un vehículo.

Una patrulla de la Policía Local de Avilés que estaba de vigilancia en la calle Juan XXIII se fijó en él cuando, sobre las 23.50 horas del pasado lunes, derrapó con su Suzuki GSX-R600 al salir del estacionamiento que ocupaba. A través del registro de vehículos de la Dirección General de Tráfico, los agentes comprobaron que el vehículo tenía la inspección técnica caducada.

El motociclista se incorporó a la avenida de San Agustín y cuando los agentes fueron a darle el alto, aceleró de forma brusca sin respetar la fase roja del semáforo del cruce entre la avenida de San Agustín y la calle Severo Ochoa.

En ese momento, los agentes intentaron darle el alto con destellos y la el sistema acústico del vehículo policial, sin éxito. En su huida, el conductor circuló por la avenida de San Agustín, camino de Heros, Miranda, avenida de Asturias, Alfaraz, carretera AS-237 (carretera a Grado), la Cruz de Illas y accede a la Autopista A-8 en dirección a Gijón/Oviedo.

Se avisó entonces a la Policía Local de Gijón y Oviedo para tratar de detener al conductor del vehículo, que en su huida se dirigió hacia Gijón. Agentes de la Policía Local gijonesa cortaron la entrada a Gijón por El Llano, obligando al motociclista a seguir circulando por la autopista en dirección a Villaviciosa. En la misma A-8, a la altura de Viesques la policía cortó completamente el tráfico, obligándolo a detener su marcha, siendo detenido en ese mismo momento.

Los agentes reseñaron en el atestado que la conducción fue temeraria. El conductor no cumplió las normas más básicas de circulación, tales como la de no respetar las luces rojas de los semáforos, no ceder el paso en intersecciones, invadir los carriles de sentido opuesto y circular a más de 150 km/h en varios tramos de la persecución, llegando a poner en peligro al resto de usuarios de la vía. Sometido a las pruebas de alcohol y drogas arrojando dio positivo en ambas.

Por tanto, le fueron imputados dos delitos contra la seguridad vial, el de conducción temeraria y conducir bajo la influencia de alcohol y drogas. Asimismo se pudo comprobar que carecía de permiso de conducción de la clase A (exigido para la conducción de motocicletas) y no podía conducir al no haber realizado curso después de una sentencia penal de privación de permiso de conducción.

Ese mismo conductor fue nuevamente detectado este martes en un control de alcoholemia que se realizaba en Avilés. En este ocasión conducía un turismo y dio positivo en alcohol, por lo que se tramitó una denuncia por vía administrativa.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos