El Corte Inglés está de fiesta

El departamento de perfumería, en el primer photocall instalado en el hall./
El departamento de perfumería, en el primer photocall instalado en el hall.

El centro comercial celebra por todo lo alto el quince aniversario de su llegada a Avilés

POR MERCEDES DE SOIGNIE AVILÉS.

Ya llovió desde la instalación de El Corte Inglés en la comarca hace ahora quince años. Todo empezó un año y medio antes con el aterrizaje del Hipercor. Los avilesinos ansiaban la llegada de la empresa que se anunciaba en televisión a lo grande y exigía trasladarse hasta Oviedo y Gijón para poder comprar.

Al final, El Corte Inglés llegó y comenzamos una convivencia que nos ha traído hasta aquí. En el trayecto la implicación de esta importante empresa en la vida cultural, social y deportiva avilesina es notable y notoria tanto como promotor, organizador o patrocinador de gran número de actividades de diferente índole.

Con ocasión del decimoquinto aniversario han tirado la casa por la ventana con una celebración en la que han buscando la implicación de los cerca de setecientos trabajadores que componen la plantilla actual. Aprovechando la víspera de festivo, antes de meterse de lleno en la vorágine navideña, aunque también ha supuesto la ausencia por el puente de algunos de los auténticos protagonistas, tuvo lugar un doble acto marcado por el reconocimiento y el entusiasmo de todos.

La celebración empezó en el centro de El Corte Inglés de Avilés con la entrega de 150 medallas a los trabajadores que inauguración la gran superficie allá por las navidades del año 2002. Un reconocimiento habitual en todas sus delegaciones que en Avilés coincide con la antigüedad del propio establecimiento.

Después, todos estaban convocados en el NH Collection Palacio de Avilés para la gran fiesta que con mucho esmero les tenían preparada. Doble photocall en el hall del Salón Principado, con un inmenso árbol navideño que rápidamente se convirtió en fondo perfecto para las fotografías de rigor. La recepción de asistentes fue larga, cerca de quinientos invitados, algunos de ellos salían de trabajar pasadas las diez de la noche, así que una hora más tarde aún estaba llegando gente.

El cóctel permitió la movilidad entre los diferentes grupos que inicialmente se formaban con las compañeras de sección, pero que poco a poco se convertía en un alegre maremágnum dentro y fuera del salón de eventos.

La música estuvo muy presente en la festiva noche, primero con el grupo Marshalls, que entusiasmó e hizo vibrar al salón en pleno. La actuación fue un éxito total que enlazó con la música pinchada por Saúl Cueto como Dj. La velada se vivió con entusiasmo y dejó un grato recuerdo entre todos los asistentes. La próxima cita será a los veinticinco años.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos