Un corverano de 19 años denuncia a un hombre por violarle varias veces

Un joven de Corvera denuncia por violación a un hombre con el que contactó en una red social gay

La presunta víctima asegura que ambos acordaron una cita después de haber contactado a través de una red social

R. D, AVILÉS.

Un joven de 19 años de edad natural de Corvera ha denunciado haber sido violado por un hombre de unos cincuenta años de edad, según ha confirmado la Policía Nacional. Los hechos habrían sucedido a finales del mes de septiembre. Ambos se habrían conocido a través de una red social de contactos gay, en la que el supuesto agresor, que responde a las iniciales E. M. F., se hacía pasar por un joven de su misma edad. Tras mantener varios contactos acordaron encontrarse en Corvera, donde lo habría violado en más de una ocasión.

En los primeros nueve meses del año pasado se denunciaron en Avilés siete presuntos delitos relacionados con la libertad e indemnidad sexual, según el último informe trimestral de criminalidad del Ministerio del Interior.

Dos de ellos fueron tipificados como agresión sexual con penetración. En ambos casos las víctimas habrían sido mujeres. El primero se denunció en enero, cuando una joven de 18 años aseguró que había sido violada por un súbdito de Guinea Conakri en el piso de acogida en el que residía, en El Quirinal. El acusado, M. B., de 20 años, había llegado a Avilés acogido por una asociación no gubernamental y permanece en prisión provisional.

El supuesto agresor, E. M. F., tiene más de cincuenta años y se hizo pasar por un joven

En julio una menor de edad -entonces tenía 17 años -denunció por violación al novio de su madre, un hostelero que, tras permanecer tres meses en prisión provisional, ha quedado en libertad bajo fianza de 3.000 euros, con cargos y con la prohibición de acercarse a menos de 250 metros del domicilio de su víctima ni tratar de comunicar con ella y de personarse cada quince días en el juzgado. También se la ha retirado el pasaporte. Según el relato de la joven, la agresión se habría cometido en el domicilio familiar, mientras que el acusado proclama su inocencia.

La semana pasada un jefe de departamento de un centro comercial de Avilés, se sentó en el banquillo acusado de acosar a una empleada y de agredirla sexualmente. La Fiscalía solicita tres años de prisión, una multa de 5.040 euros, una indemnización de otros cinco mil euros y una orden de alejamiento.

El juicio se suspendió poco después del inicio de la vista oral al admitir el juez la solicitud en tal sentido formulada por la defensa en base a un informe elaborado por la psicóloga que atiende a la demandante, y se reanudará el 18 de abril. Al margen de la suspensión, el juez también decidió admitir cuatro testigos propuestos por la defensa cuya declaración no se consideró pertinente en un primer momento y que se instale un biombo en la sala para evitar el contacto visual entre la presunta víctima y el acusado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos