90.000 kilos de xarda en la primera jornada de la costera

90.000 kilos de xarda en la primera jornada de la costera
Cajas de xarda recién desembarcadas en el muelle pesquero. / MARIETA

Se subastaron 1.520 cajas y el resto entró directamente a los frigoríficos en virtud a acuerdos con los comercializadores

J. F. GALÁN AVILÉS.

La costera de la xarda o caballa comienza con fuerza. Las primeras capturas significativas se descargaron ayer miércoles, y se alcanzaron unos 90.000 kilos, en su mayoría por parte de buques de porte, no sujetos a la cuota impuesta a la flota de artes menores, individualizada por primera vez en esta pesquería. Tocan a poco más de 3.000 kilos por tripulante.

En todo caso las capturas de estas embarcaciones, pequeñas lanchas, en su mayoría 'pincheros', tiene escaso impacto en la lonja de Avilés, que centra su actividad en barcos de arrastre tanto españoles, con una cuota de unos 70.000 kilos por buque -un 20% menos que el año pasado- como portugueses, que pueden pescar más de el doble.

Con todo, la xarda es de vital importancia para los pequeños pescadores, con 152 lanchas en Asturias, que en algunos casos también descargan sus capturas en Avilés. De ahí su malestar por el recorte de la cuota asignada a la bajura, casi un millón de kilos menos que en 2017. Ante esta situación, para ellos la costera acabará en cuatro o cinco días.

La xarda es un pescado azul de alto valor nutricional. Sabroso, barato y rico en Omega 3, el mejor momento para consumirlo es ahora. Se captura al arrastre, al cerco y al pincho y tiene un amplio abanico de salidas comerciales, desde la industria conservera a la exportación, para carnada o para consumo en fresco. La que se vende en Avilés se comercializa en muchos países de Europa y de otros continentes.

Es un pez voraz que se desplaza rápidamente de este a oeste en grandes bancos, y ayer se encontraba a la altura de Cabo Peñas, a unas dos horas de navegación desde Avilés. La mayoría de las descargas que se realizaron en la lonja procedían de grandes barcos que, salvo excepciones, ya tienen acuerdos sectoriales con los comercializadores, por los que en lugar de pasar por la cancha se introducen directamente en los frigoríficos, si bien se facturan a través de Nueva Rula de Avilés.

Así, pese al ajetreo, tan sólo pasaron por la cinta 580 cajas de pincho (doce-trece kilos cada una) presentadas por media docena de lanchas que rularon a 89 céntimos a las que se sumaron otras 940 de los arrastreros sin acuerdo comercial. Al ser la primera jornada, con precios altos, hubo selección. La grande, dos un kilo, ruló a 3,58-2,2 euros, y el resto, a 98 céntimos. Las demás entraron directamente a los frigoríficos. A las cinco ya se habían facturado unas 2.000 cajas y la previsión era que a lo largo de la tarde se desembarcasen otras 4.000.

La xarda es, tras el merluza y el bonito, la tercera especie que más ingresos por primera venta genera a la rula de Avilés. El año pasado se facturaron 3,11 millones de kilos que generaron 2.,59 millones de euros en 2017, el 6,82% de la facturación total anual de la lonja. De ellos más del 40%, en concreto 1,29 millones de kilos, se subastaron en abril.

Más merluza

Si la xarda cobra protagonismo de forma puntual, la merluza es la que marca día a día la diferencia en la lonja de Avilés. En febrero se subastaron 430.144 kilos que rindieron 1,17 millones de euros en primera venta, el 61,1% del total 1,96 millones de euros. El montante es ligeramente inferior al del mismo mes del año pasado, 2,06 millones, pese a que entonces 20.000 kilos menos de merluza. La explicación consiste en que su precio medio ha descendido de 2,82 a 2,74 euros, por lo a la postre que el valor de facturación por esta especie fue muy similar.

Enero y febrero son tradicionalmente los meses de menor actividad en la rula como consecuencia de los temporales. Y este año fueron una constante, día sí día también, por lo la flota de bajura se mantuvo muchos días amarrada a puerto. En cambio la situación meteorológica apenas afecta a los barcos de mayor porte, los 'comunitarios', llamados así porque faenan en aguas de la Unión Europea próximas al cantil de Francia y de Gran Sol . Y estos barcos son los que desembarcan la mayor parte de la merluza que llega al muelle pesquero de Avilés, de ahí la escasa incidencia del tiempo en el volumen de descargas.

Como es habitual al menos en estas fechas, el lirio, el abril, la bacalada y la bacaladilla ocuparon en febrero el segundo puesto en el ranking de facturación, 241.200 kilos y 179.028 euros, el 9,29%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos