Las creativas locales piden paso

Lara Palacios, Toñina de Manuel, Noelia Castro, Rosana Menéndez, Covadonga Gutiérrez y Beatriz Solís, con algunas de sus creaciones ante la Iglesia de Sabugo. / MARIETA
Lara Palacios, Toñina de Manuel, Noelia Castro, Rosana Menéndez, Covadonga Gutiérrez y Beatriz Solís, con algunas de sus creaciones ante la Iglesia de Sabugo. / MARIETA

Dieciocho mujeres avilesinas impulsan nuevos modelos de negocio

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

Toda su vida han sido creativas, son mujeres e impulsan nuevos modelos de negocio en la realidad surgida tras la crisis económica. Son conscientes de las dificultades que van desde una fiscalidad que destroza a los autónomos, a la complejidad de promocionar productos artesanos con unos precios muy atractivos o la competencia desleal. Pero también asumen las ventajas que llegan de la mano de la sociedad de la información para desarrollar nuevos modelos negocio, como es el caso de Barruntando, un taller de cerámica situado en la avenida de Fernando Morán y que, de forma discreta, se convierte en un modelo de éxito en la economía de la cultura.

Ana Magallón, Eva Pérez, Maite Suárez, Amelia López y Lola Ibáñez se conocieron hace cuatro años en un curso de cerámica en la Factoría Cultural. Charlando, surgió la idea de poner en marcha un taller de cerámica. De esa manera, hace dos años nacía Barruntando, un taller de cerámica creativa pero que, con sus cinco componentes de alta en el régimen de autónomos, también puede presumir de ser una pyme exportadora: Australia, Singapur, Sudáfrica, Estados Unidos, incluyendo Hawai, India, Bélgica, Alemania u Holanda son algunos de los países donde su universo de animales se encuentra presente, bien mediante compra directa de particulares o comercializándose en tiendas.

«El canal tradicional de venta en mercadillos nos parecía muy limitado para generar actividad para las cinco. Así que apostamos por Internet. Nuestra actividad se centra un Etsy, una plataforma con treinta millones de usuarios y un millón de vendedores», comentan. Hace quince días alcanzaron su venta número 10.000 y aseguran que su empresa aún tiene mucho recorrido por delante. También asumen encargos para otros artistas, como un Lobito diseñado por la castrillonense Ana Riesgo, y también solicitudes de particulares, entre las que recuerdan un perro pedido desde Australia para conservar las cenizas de una mascota.

Pop Up Avilés es un proyecto totalmente diferente. Da sus primeros pasos en este puente festivo con un mercadillo autoorganizado en la ciudad. La idea surge por la unión de diez creadoras complementarias entre sí para ofrecer la posibilidad de compras únicas con el sello de la creatividad. Sus experiencias previas enriquecen un proyecto con vocación e ilusión de futuro.

Así, en esta oferta se encuentran propuestas como la bisutería y cerámica de Lady Selva (Noelia Castro), bolsos artesanos de Kikokin (Rosana Menéndez y Beatriz Solís), ropa de diseño y complementos de Salineto (Belén Gil y Toñina de Manuel), moda joven e infantil de Saint Philippe (Lara Palacios Valdés) y regalos personalizados, pintura decorativa y atrezzo con Jardín del Edén (Covadonga Gutiérrez), bisutería artesanal de Lola López; ropa y complementos infantiles de Malosa Lula (Marga Pinto).

La propuesta se completa con camisetas y sudaderas de inspiración marina y tatuajes con Pakita Clamores (Sara Fernández); joyería de plata de ley y oro con Deriva (José Alfonso y Jessi Álvarez) y una última propuesta de moda de Judith Caquicala.

Más noticias

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos