Crecen los préstamos en bibliotecas

Una usuaria realiza una consulta en la biblioteca Bances Candamo de la Casa de Cultura. / MARIETA
Una usuaria realiza una consulta en la biblioteca Bances Candamo de la Casa de Cultura. / MARIETA

La red avilesina mantiene el pulso pese a los cambios en los hábitos de lectura | La cesión de libros y revistas en formato digital despega con 803 préstamos, más de la mitad por usuarios de Bances Candamo

C. DEL RÍO AVILÉS.

El préstamo de libros y DVD en las bibliotecas municipales se recuperó levemente en 2017, se disparó el de las visitas y la cesión de títulos en formato digital confirmó su despegue. 'Grosso modo', es la conclusión de la memoria anual de la red de bibliotecas de Avilés. Una red que, como destaca su responsable Teresa Pasarín, «no solo se dedica al préstamo, nuestra función principal es fomentar la lectura».

Ese objetivo fue en parte responsable de que 413.906 personas se acercaran hasta alguna de las cuatro bibliotecas municipales de Bances Candamo, Los Canapés, La Luz o La Carriona más el centro sociocultural de Valliniello, 52.435 más que el año anterior. Las visitas respondieron a distintas causas, puesto que el dato numérico no discrimina entre las actividades organizadas propiamente por la red de bibliotecas de otras celebradas en el edificio en el que las bibliotecas están emplazadas como el uso de las salas de estudio y de consulta o de los ordenadores. Pero entre las actividades propiamente culturales destacaron los cuentacuentos, los conciertos de alumnos del conservatorio Julián Orbón, las reuniones de los clubes de lectura juvenil y adulto, las visitas guiadas a colegios y los dos talleres de creación literaria llevados a cabo en Bances Candamo. Solo en esta biblioteca se celebraron 58 actividades que arrastraron a cerca de dos mil personas, entre niños y adultos.

Más información

Más discreto fue el aumento del número de préstamos, que no llegó a 2.000. De los 113.059 de 2016 se pasó a los 115.025 del año pasado. Pasarín cree que, al igual que la música, está relacionado con una nueva forma de consumir cultura. «Ya no ampliamos nuestra colección de CD porque ahora la música se escucha en otros formatos, igual que la lectura, con una presencia muy fuerte del libro digital», explica. Aún así, los amantes del papel se cuentan por miles y la red de bibliotecas contabiliza 33.040 socios, tanto activos como inactivos. Son mil más que el año pasado, pero este número puede llamar a engaño porque nunca se ha dado de baja a ningún socio. Socios activos, que al menos hayan sacado un libro, película o CD el año pasado, hubo 5.310 en las dos salas de Bances Candamo y 580 en La Luz. No hay datos sobre La Carriona y Los Canapés.

Con todo, la principal novedad en la memoria del año pasado es la constatación de que Ebiblio, la plataforma nacional de préstamo de libros y revistas en formato digital y de la que hasta ahora no se tenían datos desglosados por bibliotecas, cuenta con un significativo número de préstamos en Avilés. 803, la mayoría de ellos de usuarios de Bances Candamo en la Casa de Cultura. Le siguieron los de Los Canapés (140) y La Luz (68). Ningún lector de La Carriona se animó a probar la plataforma gestionada por el Ministerio de Cultura y las comunidades autónomas, que pone a disposición de los lectores todo el catálogo de la red asturiana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos