«Los cuentos clásicos son entretenidos, pero no pueden ser modelos de vida»

Covadonga González-Pola, ayer, durante su charla. /  MARIETA
Covadonga González-Pola, ayer, durante su charla. / MARIETA

La escritora Covadonga González-Pola analiza la ficción de Disney y explica por qué ahora las niñas quieren ser heroínas y no princesas

C. DEL RÍO AVILÉS.

La escritora Covadonga González-Pola señaló ayer que los cuentos populares obedecen a valores y comportamientos habituales en el momento de su edición, por lo que es necesario acercarse a ellos con espíritu crítico. «La ficción puede ser entretenida, pero no son modelos de vida», advirtió antes de abordar la charla '¿Quieren ser las niñas princesas?', celebrada en el Edificio Fuero, en el marco de los actos en conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

La escritora, autora de un libro del mismo nombre, analizó alguno de los personajes de Disney a lo largo de las diferentes épocas de la compañía y se preguntó cuáles serían diferentes de haberse escrito hoy. «Supongo que seguiría habiendo princesas más empoderadas», aventuró. González-Pola compartió que incluso en los títulos más antiguos «hay valores positivos», pero no desde la perspectiva de género que ella ha empleado para analizarlos. El enfoque, eso sí, ha cambiado mucho en los últimos años. «Nada tiene que ver un cuento tradicional como Blancanieves con un personaje como Rapunzel, que es un referente más parecido a los que tenemos hoy en día en la sociedad». También planteó varias preguntas como por qué Cenicienta aguanta vejaciones sin rebelarse en una casa que es suya, por qué Yasmin tiene que aceptar un marido o las relaciones tóxicas reflejadas en historias como la de 'La Bella y Bestia'.

La escritora, eso sí, no quiso demonizar ningún libro. «Las películas o los cuentos no son dañinos. Tan solo debemos abordar con espíritu crítico cualquier ficción. Lo bueno es que nos demos cuenta de que este tipo de comportamientos o relaciones nos los han inculcado desde pequeños», afirmó. En este sentido, valoró como «exagerado» que en algunos colegios se pida que no se proyecte o se lea la 'Bella Durmiente' para evitar malas interpretaciones. Y aseguró que hoy en día las «niñas más que princesas quieren ser heroínas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos