Una cura de emergencia para el 'skatepark'

Gustavo Cordero, en una de las plataformas de un skatepark de La Magdalena que acusa el paso del tiempo.
Gustavo Cordero, en una de las plataformas de un skatepark de La Magdalena que acusa el paso del tiempo. / MARIETA

Un colectivo de usuarios de la pista de La Magdalena reclama su reparación ante el deterioro que sufreEl paso del tiempo y el uso continuado ha provocado grietas, desconchones y óxido en algunos elementos que merman la seguridad

M. PICHEL AVILÉS.

Aún no ha cumplido los diez años, pero el 'skatepark' de La Magdalena, cuya construcción se llevó a cabo a finales del 2008, acusa el paso del tiempo. Grietas, desconchones, desgaste que ha acabado con el pulido, óxido merman la seguridad de los usuarios, que reclaman una reparación de emergencia para volver a insuflarle vida a una instalación utilizada por skaters, patinadores y hasta ciclistas de toda la comarca. «No se trata de hacer una reforma integral, sino que después de estos años necesita mejorar para que no haya lesiones, ni accidentes por culpa de su mal estado», pide Gustavo Cordero, propietario desde hace 16 años de la tienda especializada One Foot y portavoz de los usuarios, que en los días de máxima afluencia llegan a superar con facilidad el centenar.

La construcción del 'skatepark' se completó a finales del 2008, ocupa una superficie de 1.300 metros cuadrados en lo que fue la pista de patinaje del complejo deportivo, y tuvo un coste de 113.000 euros. «Se han ido perdiendo las pistas que había por los barrios, y en otros lugares, por lo que todos los skaters de la comarca nos reunimos aquí», destaca Gustavo. Son los más veteranos, los que como él en su momento pugnaron para que se construyera lo que en aquel momento fue una instalación modélica y única en Asturias, los que están tirando de nuevo para mejorar y alargar la vida de unas instalaciones que siguen siendo una referencia en la comunidad.

«Hace unos meses, antes del evento del Bollo, presentamos una propuesta de reparación en la Fundación Deportiva Municipal, pero de momento no hemos tenido ningún tipo de respuesta», desvela Gustavo. «Se trata de un proyecto muy sencillo -explica-, con el que se trata de ahorrar lo máximo posible, centrándonos en lo más urgente. El coste que hemos estimado es de unos 35.000 euros», añade.

Mejoras concretas

En su proyecto detallan la serie de punto concretos que se deben mejorar con mayor urgencia: «Se trata de reparar las grietas, reformar de manera sencilla, dar una mano de pintura, para que esté liso y corra el monopatín, porque se está convirtiendo en peligroso. Ademas, se podría intentar hacer algún módulo nuevo, y pintarlo de una forma que mejore su imagen».

Lamenta Gustavo que «algunas de las reparaciones que se han hecho ya están en mal estado», y lo demuestra el hecho de que se levanten con facilidad, dejando agujeros en el piso que limitan la continuidad, porque «tiene que tener un buen desarrollo, que todo se pueda usar sin bajarse del monopatín», uno de los espacios donde resulta más evidente es en las aristas de las bajadas. También sería interesante «contar con una zona de iniciación, para que los niños puedan aprender sin necesidad de coincidir en el mismo sitio con los mayores», y «cuidar la luz artificial, que ahora mismo solo ilumina uno de los lados, y el otro queda en penumbra».

La construcción del skatepark, que alberga una competición de renombre, como es el torneo del Bollo, supuso un antes y un después. «A nivel nacional es muy conocido, y en Asturias es de los mejores, por eso es importante hacer un buen mantenimiento», recalca Gustavo, que toma el ejemplo de lo que se hace en territorios referencia en el skateboard, como el País Vasco. «Después de tantos años, necesita una reforma; no apetece ni ir a andar en monopatín», sentencia.

Fotos

Vídeos