El PP de Avilés deberá devolver los 11.000 euros de la asignación municipal de 2016

El portavoz del PP, Carlos Rodríguez de la Torre, es el responsable de la subvención municipal. / MARIETA
El portavoz del PP, Carlos Rodríguez de la Torre, es el responsable de la subvención municipal. / MARIETA

El informe de la interventora sostiene que no se han presentado justificantes que acrediten el gasto realizado ese año

JOSÉ MARÍA URBANO AVILÉS.

El grupo municipal del Partido Popular de Avilés deberá devolver de forma íntegra la subvención anual que el Ayuntamiento concede por ley a todos los grupos municipales, según las estimaciones que se realizan al inicio de cada mandato de cuatro años. El motivo, razonado y por escrito, lo acaba de exponer la interventora municipal, Pilar González Bueres, y no es otro que la falta total de justificación de los gastos conforme a lo que estipula la normativa legal.

En este caso, se trata de la asignación íntegra del año 2016, que asciende a 11.042,98 euros, que unidos a los 5.521,20 que ya tuvo que devolver por los mismos motivos en 2015, eleva a 16.564,18 euros el dinero que el grupo municipal del PP de Avilés se ve obligado a reintegrar en dos años por una mala praxis en la justificación de los gastos.

La interventora recuerda en su informe el procedimiento de control y justificación de las asignaciones percibidas por los grupos políticos municipales, de acuerdo con una serie de normativas, varios artículos de las leyes que amparan estas asignaciones y hasta el pronunciamiento del Tribunal Constitucional.

La dotación económica que se asigna anualmente a cada grupo municipal y que se fija al inicio de cada mandato, recoge, en el caso del Ayuntamiento de Avilés, un componente fijo, idéntico para todos los grupos, de 1.797,58 euros al año; y un componente variable, en función del número de miembros de cada uno de ellos, de 1.540,90 euros por cada integrante del grupo.

Se trata, en el caso del PP, de una asignación de 11.042,98 euros que, como deben observar todos los grupos, sólo se podrá destinar a atender los gastos que cada grupo precise realizar para el desempeño de su actividad.

Las Bases de Ejecución del Presupuesto asignan al portavoz de cada grupo municipal la responsabilidad de cumplir con todos los requisitos exigidos para utilizar y posteriormente justificar esas cantidades, para lo que deberá llevar un libro registro foliado, numerado y sellado con los ingresos recibidos de la Corporación y los pagos realizados con cargo a dichos ingresos. Un dinero que los grupos utilizan para gastos corrientes de la actividad municipal, como prensa diaria, papelería, etc.

Enfrentamiento en 2015

El problema del PP se suscita ya en las asignaciones de 2015, con una junta local intervenida económicamente por la dirección regional del partido, que primero vació una cuenta del PP local en la que figuraban 15.000 euros; y más tarde, el 30 de diciembre de 2016, Carlos Rodríguez de la Torre y la concejala Ana Bretón, que ni siquiera figuraba inicialmente como autorizada, vaciaron la cuenta que el grupo municipal tenía en Liberbank en la que figuraban otros 6.800 euros.

La gerencia y la dirección regional del partido decidieron gestionar desde Oviedo tanto el día a día económico de la Junta Local como el del grupo municipal por lo que, al no justificar los gastos adecuadamente, se encontraron en 2015 con la decisión de la interventora de que devolviesen la cantidad de 5.521 euros. En aquellos días, tras la comunicación oficial, y según ha podido saber este periódico, el gerente del PP y un miembro de la dirección regional mantuvieron una reunión con la interventora municipal, mostrando el rechazo a sus tesis sobre la justificación de gastos. Una reunión que fue calificada de «muy tensa», y en la que se llegaron a emplazar incluso en el Contencioso-Administrativo.

Ahora, un año después, la interventora afirma que es posible que, «mediante acuerdo del grupo municipal, se realicen aportaciones a los partidos políticos de los que forma parte, siempre que estén destinadas a atender el funcionamiento del grupo político municipal y se acredite su vinculación con los fines municipales para los que fueron otorgados los fondos anuales». Y además, esas trasferencias que se realicen a los partidos deben estar suficientemente justificadas, debiendo constar el destino último de dichos fondos o el gasto final al que se han destinado, mediante la presentación de justificantes (facturas, recibos, tickets de compra). Según el informe de la interventora, el portavoz municipal del PP, Carlos Rodríguez de la Torre, responsable de estos fondos, no justificó ni un solo gasto, por lo que ahora el PP deberá devolver íntegramente la asignación de 2016, exactamente 11.042,98 euros.

Fotos

Vídeos