Los delitos sexuales aumentan un 75% en los nueve primeros meses del año

Agentes de la Policía Nacional en la plaza de La Merced. / MARIETA
Agentes de la Policía Nacional en la plaza de La Merced. / MARIETA

Las infracciones penales denunciadas disminuyen en Avilés un 7,3% frente al 2% de media en Asturias, según el Ministerio de Interior

J. F. GALÁN AVILÉS.

El número de infracciones penales denunciadas en Avilés ha descendido un 7,3% en los nueve primeros meses del año en relación al mismo periodo de 2016, según el último informe trimestral de criminalidad del Ministerio del Interior. Bajan todos los delitos salvo los relacionados con la libertad e indemnidad sexual, que crecen un 75%, de cuatro a siete, dos de ellos catalogados como agresión sexual con penetración. Ambos están pendientes de juicio.

El primero se denunció en enero, cuando una joven de 18 años aseguró que había sido violada por un súbdito de Guinea Conakri en el piso de acogida en el que residía, en El Quirinal. El acusado, M. B., de 20 años, había llegado a Avilés acogido por una asociación no gubernamental y permanece en prisión provisional.

ALGUNAS CIFRAS

106
robos con fuerza, 57 de ellos en domicilios y el resto en establecimientos y otras instalaciones. En el mismo periodo del año pasado habían sido 138.
7
delitos contra la libertad e indemnidad sexual, dos de ellos catalogados como violaciones. En el mismo periodo del año pasado habían sido cuatro.
24
robos con violencia e intimidación. En el mismo periodo del año pasado habían sido 44. También se registraron 34 sustracciones de vehículos, once menos.
16
delitos catalogados como graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria. En el mismo periodo del año pasado se habían registrado trece.

En julio una menor de edad -entonces tenía 17 años- denunció por violación al novio de su madre, un hostelero que tras permanecer tres meses en prisión provisional ha quedado en libertad bajo fianza de 3.000 euros, con cargos y con la prohibición de acercarse a menos de 250 metros del domicilio de su víctima ni tratar de comunicar con ella y de personarse cada quince días en el juzgado. También se la ha retirado el pasaporte. Según el relato de la joven, la agresión se habría cometido en el domicilio familiar, mientras que el acusado proclama su inocencia.

El descenso en el número de infracciones penales denunciadas en Avilés es superior al registrado en Asturias, un 2%, y al del resto de ciudades de la región con una población superior a 30.000 habitantes a excepción de Siero, municipio en el que, siempre según la misma fuente, la caída es del 9,4%

Entre el 1 de enero y el 30 de septiembre se registraron 1.414 frente a 1.537 en el mismo periodo del año anterior. La de mayor incidencia es el hurto, 439, la cuarta parte del total. Son treinta menos que el año pasado, con un descenso porcentual del 6,4%. El dato más significativo es la fuerte disminución de los robos con violencia e intimidación, casi a la mitad, de 44 a veinticuatro. También es relevante la caída en un 23,2% de los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones, de 138 a 106, de los cuales 57 fueron en domicilios, según precisa el informe.

Con todo, hay que tener presente que en 2016 el número de robos con fuerza se disparó en Avilés. A 30 de septiembre ya eran 73 que se elevaron a 98 a 30 de diciembre, el doble que en 2015, un incremento porcentual nada menos que del 69%, sin equivalencia en el resto de Asturias y únicamente superado por dos municipios españoles, La Gomera y Arrecife.

También habían aumentado de forma sustancial los robos con violencia e intimidación, 52 en todo el año, un 18,2% más que en 2015, y de forma menos acusada los hurtos, un 2,2%, hasta alcanzar 604 en todo el año.

El informe del Ministerio del Interior constata un notable retroceso de las sustracciones de vehículos, de 45 a 34, y de los delitos relacionados con el tráfico de drogas. Solo uno, dos menos que el año pasado, dato que, cuando menos, llama la atención. Cabe precisar que la Policía Nacional ya no cuenta con una unidad específicamente dedicada a este tipo de delitos. Fue desmantelada en noviembre de 2015, cuando los cuatro agentes que hasta entonces la componían se integraron en la policía judicial. La Jefatura Superior de Asturias de Policía Nacional aseguró entonces que esta medida se traduciría en una gestión «más eficiente» del personal.

Homicidios

También hay que lamentar un asesinato que, dada la fecha en que se materializó, el 25 de noviembre, no figura en la estadística trimestral del Ministerio. El de Daniel Capellán, ecuatoriano de 44 años acuchillado hasta la muerte en Llaranes por su compatriota Eduard González, residente en Bélgica y en paradero desconocido. Sobre él pesa una orden de búsqueda y captura internacional.

En 2016 también se cometió un asesinato en Avilés que estremeció a la sociedad. La víctima fue Ascensión Amores Porcel, de 46 años. Presuntamente la mató a golpes mientras dormía, con una llave inglesa, su marido, Julio Pardo, propietario de la confitería La Duquesita, que fue detenido en el escenario del crimen, el domicilio conyugal, sito en la calle Ramón y Cajal. Desde entonces permanece en prisión preventiva a la espera de juicio, señalado para enero. La Fiscalía solicita una pena de 25 años de prisión y apunta motivos económicos y tensiones familiares como posibles móviles del crimen.

En Asturias, en lo que va de año, se han cometido cuatro homicidios, lo mismos que en todo 2016. Tres de ellos en los últimos quince días, los de Daniel Capellán, Adrián Gancedo, vecino de Rozaes apuñalado en Villaviciosa por el joven Brayan Tuero, detenido y en prisión provisional, e Iván C. V, que el jueves apareció en un garaje de La Felguera con un disparo en la cabeza. La policía busca al asesino.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos