Denuncian a su socio por llevarse los datos de las comunidades que administraban

Consideran que pudo haber incurrido en «apropiación indebida y estafa» tras «sustraer y borrar» todos los datos informáticos de 31 clientes

A. SANTOS AVILÉS.

«Delitos de apropiación indebida, hurto, estafa, falsedad documental o delito societario, entre otros». Esa es la súplica al Juzgado de Avilés que hace el administrador único de una sociedad de gestión y administración de fincas, con domicilio en la calle de La Cámara, tras denunciar a uno de los socios, que presuntamente se habría llevado los datos de 31 comunidades de propietarios que administraban a otra empresa, de la que fue nombrado apoderado días después.

Según consta en la denuncia, A. L. N. F., desarrollaba en la sociedad Gestión y Administración de Fincas G&M Astur S. L. las funciones de preparar y llevar o enviar mensualmente la remesa de cobro de las 31 comunidades de propietarios que dicha mercantil gestiona en una sucursal bancaria de la calle Eduardo Carreño Valdés, «y así lo vino haciendo desde el inicio de su relación laboral». El denunciante asegura que el pasado día 6 de octubre -aunque no pudo ser recepcionado hasta el día 9- el denunciado remitió un burofax en el que comunica su decisión de causar baja voluntaria en la sociedad.

Una vez recibido el documento («que llevaba fecha del 17 de septiembre, veinte días antes de ser recibido»), el denunciante asegura que le preguntó a A. L. N. F. si había cumplido con su trabajo y había presentado al banco la remesa de las 31 comunidades de propietarios correspondiente al mes de septiembre, «respondiendo que no lo había hecho y sin saber dar una explicación del porqué de su proceder».

La denuncia prosigue explicando que «en un momento que esta parte no puede determinar, pero que tuvo que ser entre la tarde del 11 de octubre y el día completo del 12 de octubre, festivo, cuando la oficina se encontraba cerrada, A. L. N. F. (desconoce esta parte si solo o ayudado por otras personas a la vista de la importante cantidad de material retirado) sustrae toda la documentación relativa a las 31 comunidades de propietarios (...), y a nivel informático sustrae la información de los ordenadores de la sociedad relativa a todas las comunidades, así como procede al borrado de todos los ficheros que se encontraban archivados en dichos ordenadores, que pertenecen a la sociedad y que es la totalidad de la información de dichas comunidades de propietarios».

Apoderado en otra empresa

La sociedad Gestión y Administración de Fincas G&M Astur S. L. asegura a través de su administrador que hizo un último intento el pasado 16 de octubre para que el denunciado repusiese toda la documentación que sustrajo de la oficina, además de la remesa económica que no se cobró por parte de dicha sociedad a las 31 comunidades de propietarios, «sin que hasta la fecha haya sido atendida la carta enviada».

Además, se añade a la denuncia que «la última información a la que esta parte ha tenido acceso es a saber que el denunciado es apoderado de otra mercantil -con sede en La Curtidora-, cuyo objeto social es la llevanza y gestión de comunidades de propietarios, es decir, el mismo que la empresa a la que represento en la que el denunciado trabajó hasta que él decidió solicitar la baja voluntaria, apenas once días antes de su nombramiento como apoderado en la nueva empresa, de modo que a esta parte no le queda más que sospechar más que fundadamente que, además de los ilícitos penales ya indicados con anterioridad, ha procurado 'llevarse' a las comunidades de propietarios que tenían encomendada su gestión a Gestión y Administración de Fincas G&M Astur S. L. a su nueva empresa sin consultar ni pedir autorización o permiso a ninguna de las personas que detentan las participaciones sociales de dicha mercantil». Se da la circunstancia curiosa de que el denunciado sigue siendo socio de la sociedad que le denuncia, con participaciones sociales por valor de un 10%.

Por los motivos antes citados en la denuncia, se suplica al Juzgado de Avilés «que acuerde iniciar los trámites legales pertinentes a fin de determinar si el denunciado pudo haber cometido los delitos de apropiación indebida, hurto, estafa, falsedad documental o delito societario, entre otros».

Fotos

Vídeos