Los despedidos de Montrasa retoman sus protestas en demanda de la readmisión

Los trabajadores despedidos se concentraron ayer ante la nave de la empresa en el PEPA. / MARIETA

Los trabajadores se concentraron ayer ante la nave de la empresa en el PEPA y califican la situación de «aberrante»

J. F. G. AVILÉS.

Los trabajadores de Montrasa que fueron despedidos en marzo del año pasado se concentraron ayer ante la empresa para exigir su reincorporación y la remuneración de los salarios no percibidos, tal y como ordena una serie de sentencias que declaran nulos los despidos.

La readmisión se hizo efectiva el 24 de mayo, si bien una semana después la empresa abrió un expediente de regulación de empleo que afecta a veintiséis trabajadores, todos los despedidos salvo los cinco que forman el comité de empresa y dos que ya han alcanzado la jubilación. Desde entonces cobran su nómina pese a que no trabajan, a la espera de percibir las devengadas desde la fecha de despido hasta la de readmisión.

Los 34 trabajadores desempeñaban sus tareas en Alcoa en el marco de una subcontrata y fueron despedidos después de que Montrasa renunciase a ella. Todos pertenecían a otra subcontratista anterior y fueron subrogados en base a un acuerdo entre la multinacional del aluminio y la empresa, que asumió la obra y al personal a cambio de prescindir de dos trabajadores que fueron trasladados a otro puesto. Una sentencia posterior declaró nulo dicho acuerdo y obligó a Montrasa a readmitir a los dos referidos trabajadores. Ante esta situación, la empresa decidió abandonar la subcontrata y a prescindir de los 34 subrogados.

La nulidad de los despidos ha sido avalada por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, que exime a Alcoa de toda responsabilidad. Ricardo Alvarez, portavoz de los trabajadores, califica la situación de «aberrante».

Fotos

Vídeos