Un desván repleto de pequeñas joyas de colección

Los primeros curiosos se acercaron ayer al pabellón de La Magdalena. / FOTOS: MARIETA
Los primeros curiosos se acercaron ayer al pabellón de La Magdalena. / FOTOS: MARIETA

La Feria de Antigüedades acoge a más de medio centenar de expositores de España, Francia e Inglaterra

S. GONZÁLEZ AVILÉS.

El olor de un libro antiguo, el tacto de una camisa que tiene décadas o la fragilidad de piezas de porcelana de colección son algunos de los protagonistas de la quinta edición de la Feria de Antigüedades de Avilés, que está organizada por Nougrupfiral. El Pabellón de exposiciones de La Magdalena abría ayer sus puertas a los más de medio centenar de expositores que han cruzado el país para citarse en la feria.

En total los visitantes podrán perderse entre las hileras de puestos, un total de 55, que han convertido el recinto ferial en un gran desván de la abuela en el que encontrar pequeñas joyas de coleccionismo o moda vintage. Los primeros asistentes a la feria ya han podido ver y tocar decenas de piezas traídas desde Murcia, Valencia, Andalucía, Segovia, Ávila, Cantabria o la vecina Galicia. A ellos se han sumado este año dos anticuarios de Francia e Inglaterra, que traen consigo colecciones especiales.

La feria estará abierta hasta el domingo con un horario ininterrumpido de once de la mañana a nueve de la noche. El precio de la entrada es de tres euros y es válida para los dos días restantes, «con eso queremos que los visitantes puedan pasear, ver, comparar y volver cuantas veces necesitan sin tener que volver a sacar su pase», señalaron los organizadores del evento.

Los coleccionistas muestran piezas de joyería, porcelana, muebles y ropa

Pueden encontrarse juegos de los de toda la vida, prendas de ropa vintage, que a pesar de tener años de historia están cada vez más de moda, o vajillas enteras. Además, los expositores han traído hasta La Magdalena algunos muebles de madera, de gran calidad y valor. Además, como en ediciones anteriores, no faltan tampoco los coleccionistas locales que acuden al evento con fotografías de sus propias piezas con el fin de poder darles salida entre los anticuarios del resto de España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos