Detenida tras negarse a realizar una prueba de alcoholemia

Agente de Policía Local de Avilés./PATRICIA BREGÓN
Agente de Policía Local de Avilés. / PATRICIA BREGÓN

La Policía Local detuvo a un hombre, de 45 años, por circular sin carné, con la ITV caducada y sin seguro del vehículo vigente

S. GONZÁLEZ AVILÉS.

Una mujer de cincuenta años y vecina de Avilés fue detenida por la Policía Local a las 3.40 horas de la madrugada de ayer tras negarse a efectuar la prueba de alcoholemia en un control en la plaza de Los Oficios. Ahora tendrá que someterse a un juicio rápido en el que se le imputará un delito tipificado en el artículo 383 del Código Penal sobre la negativa a realizar estas pruebas o las de drogas. Las penas a las que puede ser condenada pueden ser de prisión de seis meses a un año y la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por un tiempo superior a un año y hasta un máximo de cuatro años.

Durante el control de alcohol realizado por la Policía Local en la plaza de Los Oficios se efectuaron veinte pruebas en total, además de esta mujer, también fue detenido un langreano de 25 años al que se le imputa ahora un delito contra la seguridad del tráfico al superar más de cinco veces el límite de la tasa de alcohol permitido para conducir. Otros tres conductores también superaron ese límite, pero no lo suficiente como para que se considere delito por lo que recibieron sanciones administrativas.

La Local detenía por la tarde a otro conductor, R.O.L, de 45 años y vecino de Oviedo, que circulaba por la avenida de Gijón. Los agentes le dieron el alto a las 18.50 horas y pudieron comprobar que carecía de permiso de conducir al no haberlo sacado nunca. Además, al reclamar la documentación del turismo se advirtió que tenía la ITV caducada y que tampoco estaba en regla el seguro. Se le imputa un delito contra la Seguridad Vial, tipificado en el Código Penal con penas de cárcel, multa o trabajos a la comunidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos