La Policía Local de Avilés busca testigos de la conducción temeraria de ayer en Las Meanas

Comisaría de la Policía Local de Avilés /PATRICIA BREGÓN
Comisaría de la Policía Local de Avilés / PATRICIA BREGÓN

Aquellas personas que hayan visto las maniobras o sufrieran riesgo de atropello por el vehículo, cuyo conductor ya ha sido detenido, pueden ponerse en contacto con la comisaría

EVA FANJUL / ALBERTO SANTOS AVILÉS

La Policía Local de Avilés pide la colaboración ciudadana para completar las pruebas contra el joven que puso en riesgo la vida de varias personas al conducir de forma temeraria ayer sábado en Las Meanas. Todas aquellas personas que hayan sido testigos o sufrieran riesgo de atropello pueden ponerse en contacto con la comisaría de Avilés para ayudar a completar las diligencias que han sido abiertas contra el conductor del BMW blanco, que fue detenido poco después cuando intentaba denunciar el robo de su coche en la Guardia Civil de Piedras Blancas. Se le imputan varios delitos contra la seguridad vial y ya ha sido identificado.

Cerca de las 21.30 horas de la noche, una media hora después de presuntamente haber sembrado el pánico con su coche por el centro de Avilés y darse a la fuga por la carretera de La Plata, P. L. H., vecino de la zona rural de Castrillón de 29 años de edad, se personó en el puesto de la Guardia Civil de Piedras Blancas con la intención de denunciar el robo de su vehículo, un BMV blanco que llegó a circular en dirección contraria en Las Meanas. Tras ser advertidos por la Benemérita, agentes de la Policía Local de Avilés, que lo persiguieron, se desplazaron al cuartel donde identificaron al hombre como el conductor del vehículo y autor de los hechos. Tras imputarle la comisión de dos delitos contra la Seguridad Vial, uno de conducción temeraria y otro por tener agotados los puntos del carnet de conducir, los agentes detuvieron y trasladaron al joven a la comisaría de la Policía Local de Avilés. Posteriormente, el hombre, que negó ser el autor de los hechos, fue puesto en libertad con cargos y se encuentra a la espera de juicio.

El detenido se negó a facilitar información sobre el paradero del vehículo, en clara contradicción con su intención de denunciar el robo del BMW blanco. La persecución comenzó cuando una patrulla de la Policía Local que circulaba por la avenida de San Agustín en dirección a la plaza del Vaticano sospechó de la actitud del conductor al volante de un coche tuneado. Ante la presencia de abundante tráfico en la zona esperaron a darle el alto en Orejas Sierra junto al acceso al aparcamiento subterráneo de La Exposición. En ese momento, el BMW dio un giro brusco y volvió en dirección a la rotonda de la plaza del Vaticano. Según fuentes policiales, accedió a la avenida de San Agustín y, al ver el semáforo en rojo, recortó el trayecto por dirección prohibida hacia la derecha para conectar con la calle de Juan XXIII y llegar de nuevo a la rotonda de plaza de Vaticano, la cual sorteó en dirección contraria tomando la salida a la izquierda y sin dar todo el rodeo, hacia Francisco Orejas Sierra. El ruido que hacía el coche tuneado y la sirena y luces del coche patrulla que le perseguía iban alertando a los viandantes que abandonaban súbitamente en algunos casos los pasos de peatones en una zona muy transitada un sábado por la tarde. En su huida el joven estuvo a punto de atropellar a varios peatones, uno de ellos un hombre que cruzaba en el paso de cebra de la plaza de la Guitarra. Desde allí accedió a La Plata a través de González Abarca para huir en dirección a Piedras Blancas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos