Detenido un corverano de 33 años con cinco ordenes de busca y captura

Sobre el pesaban tres órdenes de detención y personación en los juzgados de Avilés, una en un juzgado de Segovia y otra de detención e ingreso en prisión dictada por uno de los juzgados de lo Penal de la ciudad

Y. L. / S. G. AVILÉS.

La Policía Local detuvo en la madrugada de ayer a un corverano sobre el que pesaban cinco ordenes de detención dictadas por distintos juzgados avilesinos y uno de Segovia. La detención se produjo sobre las dos y media de la madrugada después de que los agentes montaran un dispositivo de seguimiento tras realizar el hombre una maniobra extraña con su coche en la avenida de Conde de Guadalhorce.

O. A. G., vecino de Corvera y de 33 años, circulaba en un Ford Mondeo por esta avenida cuando los policías llevaban a cabo otra intervención de control. Los agentes vieron como realizaba una maniobra extraña y aparcaba en la zona e inmediatamente todos los ocupantes del vehículo se metieron en un bar para no poder ser identificados por los policías que se encontraban en la vía. A partir de ese momento se montó un dispositivo de seguimiento del conductor que concluyó con la detención del corverano a la altura del paso de Larrañaga en el momento en que movió el vehículo.

Sobre el pesaban tres órdenes de detención y personación en los juzgados de Avilés, una en un juzgado de Segovia y otra de detención e ingreso en prisión dictada por uno de los juzgados de lo Penal de la ciudad. La Policía Local trasladó al detenido a la comisaría de la Nacional desde donde paso a disposición judicial. Los agentes de la comisaría iniciaron las diligencias pertinentes tras el testimonio de sus compañeros de la Local antes de trasladar al corverano a la sede judicial donde deberá responder por todas las causas que mantiene abiertas hasta el momento y por las que se le estaba buscando.

Por otro lado, la Policía Local también detuvo en la calle de El Muelle sobre las cinco menos cuarto de la madrugada a otro hombre, C. A. V. G. de 49 años y vecino de Pola de Siero por un delito contra la seguridad vial al superar la tasa de alcoholemia permitida. Conducía un turismo Citröen Berlingo y cuando los agentes le practicaron la pertinente prueba, esta arrojó una tasa de 0,68 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, por lo que superó ligeramente el límite que separa la ley entre la falta administrativa y el delito, que finalmente se le imputa.

El resto de controles de la Policía Local durante la madrugada se desarrollaron con normalidad, igual que el resto de la jornada del sábado en la que no hubo que destacar más incidencias ni en el concejo ni en el resto de la comarca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos