Detenido un joven de 22 años por la agresión de la Comida en la Calle

Detenido un joven de 22 años por la agresión de la Comida en la Calle
Marcelino González, en el HUCA tras la agresión. / LVA

Propinó supuestamente dos puñetazos en la cara al riosano Marcelino González que le acabaron costando la pérdida de la visión en un ojo

S. G. AVILÉS.

La Policía Nacional detuvo ayer a un joven como presunto autor de la agresión en El Carbayedo, el día de la Comida en la Calle, que le costó el ojo al riosano Marcelino González. Las diligencias de la Policía Judicial comenzaron en el mismo momento en el que la mujer de la víctima, Natividad Ozuna, presentó la denuncia en Oviedo y finalizaron ayer con la detención del supuesto agresor.

El detenido es un joven de 22 años, sin antecedentes policiales. Se le acusa de un delito de lesiones con el agravante derivado de la extrema gravedad de las heridas infringidas a la víctima, que aún permanece convaleciente. La identificación del autor de los puñetazos ha sido posible después de una intensa labor de los agentes a lo largo de los últimos días, que se ha saldado con la identificación y entrevistas a un elevado número de personas. Numerosos testigos e implicados han ido pasando por la Comisaría de la Policía Nacional para prestar declaración y colaborar en la investigación, gracias a lo cual se logró ayer dar con el autor, que se negó a prestar declaración sobre lo sucedido en las dependencias policiales.

El detenido, de 22 años y sin antecedentes policiales, se negó a prestar declaración

La Nacional apunta a una investigación «compleja» ya que las primeras informaciones aportadas por los denunciantes no se correspondían con el incidente en cuestión. A esto se suma el tiempo transcurrido y las circunstancias en las que se produjo. La Judicial ha dado traslado de toda la investigación al juzgado, que se encargará a partir de ahora de la instrucción de la causa.

La víctima era dada de alta esta misma semana para seguir con la convalecencia de las lesiones en su domicilio, según explicaba su mujer, aunque tendrá que volver a pasar por el HUCA, donde han seguido su caso desde el inicio, para someterse a una segunda intervención quirúrgica reconstructiva. El equipo médico espera la recuperación del globo ocular de las secuelas de la primera intervención antes de someterlo a esta segunda con la finalidad de salvar el ojo, del que ha perdido la visión.

Marcelino González se vio envuelto en la trifulca, que comenzó a primera hora de la noche tras la Comida en la Calle, al acudir a defender a uno de sus acompañantes, que a su vez estaba teniendo un enfrentamiento con otro grupo de amigos que se encontraba celebrando la fiesta en la misma zona. A raíz de la disputa, un integrante de este segundo grupo de jóvenes le propinó dos fuertes puñetazos en el rostro, abandonando posteriormente el lugar de los hechos antes de que los agentes de la Policía pudieran personarse en la plaza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos