'El Solitario' de Avilés detenido tras ser reducido por su propia víctima

Ángel Álvarez Riestra, en los juzgados de Oviedo en 2010.
Ángel Álvarez Riestra, en los juzgados de Oviedo en 2010. / MARIO ROJAS

El célebre ladrón de bancos actuó acompañado de un hombre mucho más joven y fue reducido por la propia víctima

N.G.U. / R.A. SANTANDER / AVILÉS.

A Manuel Ángel Álvarez Riestra hace décadas que se le conoce como 'El Solitario' asturiano, y durante algunos años estuvo entre los cinco delincuentes comunes más buscados de España. La Guardia Civil le acabó pillando e ingresó en prisión, donde alguna vez ha dicho que morirá, pero hacía tiempo que se le había perdido la pista. Apareció este pasado jueves en Cantabria, en Liencres, una localidad costera a tan solo una decena de kilómetros de Santander.

Allí fue detenido nuevamente por la Benemérita cuando trataba de cometer su enésimo delito, un intento de secuestro de un empleado de banca, que en ese momento salía de su casa. Las cosas salieron mal, quizás porque Álvarez Riestra ya tiene 76 años, cosa que no le impide continuar trazando sus habituales planes. La propia víctima logró revolverse y neutralizar a 'El Solitario', pero además contó con ayuda de algunos vecinos, que acudieron a la llamada del hombre y consiguieron cercarle el paso hasta la llegada de los agentes.

Desde la urbanización en la que fue arrinconado, Álvarez Riestra fue conducido al cuartel y, posteriormente, puesto a disposición judicial por un presunto delito de detención ilegal. En el año 2008 se consideraba prácticamente retirado, pero lejos de eso ha seguido engrosando un historial que se remonta al año 1976, cuando fue encarcelado por primera vez por una falsificación.

Desde entonces su vida ha sido un continuo entrar y salir de la cárcel, hasta el punto de que un tercio de su vida la ha pasado entre rejas. De la falsificación pasó al robo, y en 1985 le detuvieron en Santander por haber sustraído material por valor de 720.000 euros en una joyería en Castellón. Fue a la cárcel y salió doce años más tarde para emprender una carrera como atracador de bancos en Asturias. Se contabilizan más de una decena en año y medio.

En Villabona emprendió una huelga de hambre para exigir permisos penitenciarios, que no le fueron concedidos hasta 2006. En aquel fin de semana se llevó más de 90.000 euros a punta de pistola en una sucursal de Carbayín Bajo, en Siero. En su siguiente permiso repitió hazaña, esta vez en Villamayor. A partir de entonces eso se hizo habitual. Se parapetaba tras una peluca y una perilla postizas, guardaba la pistola en un portafolios y se cubría con esparadrapo las yemas de los dedos para no dejar huella, tal y como había aprendido del 'Solitario' original, Jaime Jiménez Arbe. En 2010 fue juzgado en Oviedo por el atraco a otro banco en Las Vegas. Entonces fue condenado a tres años y medio de prisión. Pero volvió a salir. Y a delinquir. Aunque ya no es un solitario.

Acompañado

La semana pasada, en Liencres, estaba acompañado de otra persona, un hombre mucho más joven que se las apañó para huir del lugar de los hechos. Juntos rociaron a su víctima con una sustancia química que «picaba muchísimo» y que le cegó, tras lo que intentaron meterle en un coche, según relató la propia víctima.

Al tratarse de un empleado de banca, se pensó que 'El Solitario' y su compañero estarían intentando atracar posteriormente la sucursal en la que trabaja, pero tampoco se descarta que se tratase de un simple «palo». La investigación de la Guardia Civil sigue abierta, y ahora se trabaja en localizar al segundo de los implicados.

En Cantabria sorprendió la elevada edad del asaltante cuando fue detenido, aunque ya no resultó tan extraño cuando se desveló su identidad y se conoció su larga carrera en el robo y el atraco. Ahora falta saber si este será el último de su vida.

Fotos

Vídeos