«Fueron dieciocho días clave para la siderurgia»

Ángel Fernández Alderete y Vicente Juidia, autores de las imágenes. / MARIETA
Ángel Fernández Alderete y Vicente Juidia, autores de las imágenes. / MARIETA

Una exposición recuerda los 25 años de la Marcha de Hierro

EVA FANJUL AVILÉS.

«Nuestro objetivo fundamental era concienciar a la ciudadanía asturiana de que la defensa de la siderurgia era un problema de todos. Fue muy duro pero lo conseguimos». Así explica Francisco Prado Alberdi, presidente de la Fundación Juan Muñiz Zapico de CC OO, cómo se gestó en 1992 la histórica movilización en defensa de la siderurgia.

Alberdi acompañado por la concejala de cultura, Yolanda Alonso, y junto a otros representantes sindicales, participó ayer en la inauguración de la exposición 'La Marcha de Hierro. Octubre de 1992'. Una muestra conmemorativa del vigésimo quinto aniversario de esta histórica protesta que puede visitarse hasta el 10 de diciembre en el Museo de Avilés.

Por su parte, Yolanda Alonso destacó la enorme trascendencia que la Marcha de Hierro tuvo para Avilés. Según dijo, «supone un hito histórico donde CC OO y UGT decidieron emprender una marcha para reivindicar el futuro de la siderurgia, nuestro futuro como territorio. Fueron 18 días intensos, duros que tuvieron importantes consecuencias para nosotros, para nuestro futuro».

La muestra recoge cerca de 90 fotografías de Ángel Fernández Alderete y Vicente Juidia, dos sindicalistas apasionados de la fotografía que combinaron su acción sindical con la recogida de imágenes durante todo el recorrido de quinientos kilómetros entre Oviedo y Madrid.

Entre los dos retrataron las duras condiciones del camino, las lesiones, los emotivos recibimientos que se les ofrecía en los pueblos y ciudades que atravesaban. Para ellos, resulta difícil escoger una de entre los cientos de instantáneas que muestran el esfuerzo y sacrificio de los trabajadores que protagonizaron la marcha. «El mayor recuerdo que tengo es la llegada a Madrid, que fue apoteósica. Había una multitud de gente de Asturias incalculable y, de hecho, se quedaron sin autobuses y tuvieron que pedir refuerzos a Galicia» destaca Alderete.

Para Juidia, uno de los momentos más especiales fue el recibimiento que tuvieron los asturianos en los pueblos mineros leoneses de La Vid y Villasimpliz. «Fueron a recogernos a la carretera y nos llevaron hasta el pueblo donde nos habían preparado a lo largo de la calle mesas llenas de comida. Fue algo maravilloso», recuerda.

Además de las fotografías la muestra incluye libros, pegatinas y un vídeo de la marcha. Como curiosidad, el área de Cultura aporta de sus fondos la documentación original que sirvió para que, en abril de 1993, se designara a una de las calles de nueva construcción como 'calle de la Marcha de Hierro'.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos