La doble vertiente de la devoción a la Virgen de la Luz en la comarca

Miguel Ángel Díaz. /  J. PRIETO
Miguel Ángel Díaz. / J. PRIETO

Miguel Ángel Díaz, secretario de la Cofradía Ermita Virgen de la Luz, explicó la atracción que ejerce la patrona

C. R. AVILÉS.

Por una cuestión personal o por las múltiples referencias que su figura evoca. Con esta doble vertiente explicó ayer Miguel Ángel Díaz García, el secretario y tesorero de la Cofradía Ermita Virgen de la Luz la devoción a esta virgen en la comarca de Avilés, de la que es patrona desde 2012. Su conferencia fue la segunda y última de la novena especial que se ha organizado en coincidencia con el Año Jubilar de Covadonga.

Díaz García comenzó con una breve reflexión sobre la devoción «como una manifestación personal, individual y colectiva hacia María bajo la advocación de Virgen de la Luz, como producto de la fe individual que Dios nos regala proponiéndonos su vivencia comunitaria, sobre todo, en favor de los más necesitados».

Como segunda explicación de la devoción esgrimió los conceptos de «fertilidad y maternidad, concepción y gestación, alumbramiento y aceptación de la voluntad de Dios» asociados a la Virgen de la Luz.

Hoy, viernes, el sacerdote celebrante de la novena será José María Murias, párroco de Santa Bárbara de Llaranes. A las 18.30 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos