Las domiciliaciones de empresas llevan a La Curtidora al récord histórico de actividad

Imagen de archivo de una sesión informativa sobre el modelo de negocio denominado 'StartUp' celebrada en La Curtidora. /  MARIETA
Imagen de archivo de una sesión informativa sobre el modelo de negocio denominado 'StartUp' celebrada en La Curtidora. / MARIETA

La sociedad de desarrollo aprueba las cuentas del pasado año que registraron un beneficio de 5.357 euros

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

La sociedad de desarrollo La Curtidora cerró el pasado año alcanzado su mayor cifra histórica de empresas domiciliadas: 116 compañías tienen su sede social en la histórica nave de Versalles. Es el mayor número de su historia y representa un incremento del 10% respecto a 2016, según aprobó el consejo de administración celebrado ayer.

La cifra se explica gracias al crecimiento del servicio de domiciliación, un recurso que La Curtidora ha ofertado desde el inicio de sus actividades en 1995. Así, de las 116 empresas instaladas, 70 cuentan con actividad física en el hotel de empresa y 46 se encuentran domiciliadas. A lo largo del pasado año, La Curtidora recibió veintiséis nuevas empresas, todas ellas instaladas en el centro de empresas y con actividad.

El récord se debe a los emprendedores que, bien al cesar la actividad en el centro o sin estar en La Curtidora, deciden domiciliarse en el hotel de empresas. La posibilidad de domiciliar la empresa se ha venido ofertando desde la inauguración de La Curtidora. En un primer momento, se pensó como una facilidad para los emprendedores que, agotada su estancia inicial, abandonaban el hotel de empresas.

La entidad refuerza los créditos participativos con 145.000 euros

El periodo de mudanza y asentamiento en la nueva ubicación podía provocar trastornos en la recepción de documentación, por lo que se podía mantener la dirección, con el aporte positivo para la compañía que representaba asociar su nombre al prestigio de La Curtidora.

Además, el servicio de portería cubre a las empresas domiciliadas, con lo que les interesa para recibir certificados y pequeños paquetes, ahorrándose las molestias de tener que ir a buscarlos después de recibir el aviso. Otra ventaja es que acceden en las mismas condiciones que las empresas alojadas al alquiler de las salas de reuniones o de conferencias.

De esta manera, muchas de las empresas domiciliadas responden al perfil de consultorías o profesionales que pueden realizar una parte importante de su trabajo en su domicilio, complementándose luego con las salas de reuniones de La Curtidora.

De esta manera se explica que, junto a las setenta empresas instaladas, otras 46 opten por la domiciliación, alcanzando el mayor número de compañías en La Curtidora desde su inauguración. El hotel de empresas cerró el año con una ocupación media del 68,21% de la superficie alquilable de oficinas y talleres.

El consejo de administración aprobó las cuentas del pasado año que alcanzaron un beneficio de 5.357,23 euros, dentro de la línea de la sociedad que busca no generar pérdidas al Ayuntamiento y, al tiempo, que sus costes no representen un lastre a los emprendedores.

Además, el consejo acordó dotar los fondos participativos con 145.000 euros para provisionar potenciales riesgos de cobro. En la actualidad, la sociedad de desarrollo gestiona 1, 2 millones de euros que se conceden en convocatorias públicas para el desarrollo de empresas locales, financiando proyectos de internacionalización o de crecimiento. Las condiciones son más ventajosas que la financiación privada y se destinan a un tipo de compañías que por su pequeño tamaño no cuentan con facilidades para acceder a otros instrumentos públicos o créditos bancarios.

Desde su creación en 2011, diferentes pymes locales se han sumado a estas ayudas, si bien al existir un riesgo inherente a la naturaleza de la concesión de un crédito, la sociedad de desarrollo La Curtidora ha optado por reforzar la solvencia de esta herramienta.

Además de la actividad de alojamiento de empresas, La Curtidora es la sede de numerosas actividades formativas dirigidas a los emprendedores. La ubicación en el mismo edificio del servicio de Promoción Empresarial es otra ventaja para las personas que trabajan en la puesta en marcha de una idea de negocio, ya que reciben formación y asesoramiento en lo que podría ser su sede.

Isla de innovación

El consejo de administración también abordó la actividad del parque tecnológico Isla de la Innovación, cuya gestión corresponde a la sociedad de desarrollo La Curtidora. Dentro de sus actividades de promoción, a lo largo del pasado año, el parque científico realizó catorce actividades diferentes, que han contado con una participación de 1.200 personas.

Este año, Isla de la Innovación afronta el reto de organizar el próximo mes de noviembre la XXI Conferencia Internacional de la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE). El congreso se celebrará los días 21 y 22 de noviembre y representará todo un espaldarazo al parque tecnológico avilesino, que ya trabaja en la programación del evento desde que el pasado año recibiese la simbólica bandera que luce la sede.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos