«Los dominicanos somos gente tranquila»

Familiares y allegados de Daniel Capellán, anteayer en su funeral. / MARIETA
Familiares y allegados de Daniel Capellán, anteayer en su funeral. / MARIETA

La mayoría de esta comunidad latina se asienta en Versalles y está «muy unida» | El asesinato de Daniel Capellán «ha sido un palo muy grande, el segundo en dos años. Esta Navidad poco tendremos que celebrar»

J. F. G. AVILÉS.

«Ha sido un palo muy grande, el segundo en dos años. Estamos consternados, esta Navidad poco tendremos que celebrar», manifestó ayer a este periódico uno de los 557 dominicanos que, según refleja el padrón municipal, viven en Avilés. De ellos, 374 tienen la nacionalidad española. La mayoría reside en Versalles, y casi todos acudieron el lunes al funeral de Daniel Capellán, fallecido el pasado sábado tras ser apuñalado en Llaranes por un compatriota, Eduard González, novio de la hermana del difunto. Está en paradero desconocido y la Policía Nacional ha emitido una orden internacional de búsqueda.

«Somos gente tranquila aunque hay de todo, como en todas partes», asegura el dominicano que ayer accedió a hablar con este periódico para exponer la realidad de la comunidad residente en Avilés. Los primeros llegaron en el año 2000, y el grueso entre 2005 y 2007 gracias a las facilidades que daba entonces el Gobierno de España. «Ahora ya no es así, exigen muchos requisitos y cumplirlos todos no es nada fácil», puntualiza. La mayoría «veníamos con contrato de trabajo, muchos para la hostelería. En aquellos años los españoles que trabajaban en el sector se marchaban para la construcción atraídos por los buenos sueldos que pagaba entonces y nosotros ocupamos ese hueco. Y ahora resulta que somos los mejores echando sidra», bromea.

Más noticias

La mayoría se encuentran cómodos en Asturias. «Aquí la gente es muy acogedora y nosotros nos adaptamos bastante rápido. Lo que más nos gusta es la comida y lo que menos el frío, aunque ya estamos acostumbrados. Yo me siento plenamente integrado y la mayoría de mis compatriotas también, aunque como dicen aquí la tierra siempre tira, y la nuestra tira mucho. ¡Claro que echamos de menos nuestro país! Sobre todo a la familia».

En Avilés residen 577 dominicanos, de los que la mayoría llegaron entre 2005 y 2007

La colonia avilesina permanece «bastante unida». Frecuentan los mismos bares, uno en la avenida de San Agustín, tres en Versalles y otro en el paseo de la ría, donde se juntan los fines de semana. También se promueven iniciativas como 'Martes para compartir', reuniones semanales con cena de por medio en las que «hablamos de nuestras cosas e intentamos ayudarnos unos a otros».

«¿Qué si tenemos problemas? Más o menos los mismos que cualquier otra persona. La actual situación económica nos afecta a todos, y a los que somos de fuera, como dicen aquí, un poco más», explican. El estallido de la crisis frenó en seco la llegada de dominicanos y del resto de emigrantes. «En los últimos años se han ido bastantes, unos para República Dominicana y otros para Estados Unidos, el principal destino de la emigración dominicana», añade.

Su últimas palabras fueron en memoria de Daniel Capellán y de Ángela Masiel Martínez, la joven dominicana que en julio de 2015 falleció horas después de ser rescatada del agua en la playa de Salinas aún con un hilo de vida. «Fue un palo muy grande, y ahora esto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos