Los ecologistas piden proteger las dunas del nuevo plan de Aldergarten

Entorno de El Espartal en el que se proyecta la promoción. / MARIETA
Entorno de El Espartal en el que se proyecta la promoción. / MARIETA

Alegan importantes «deficiencias» del estudio de detalle que tramita la empresa para construir 208 viviendas en el entorno de El Espartal

A. SANTOS AVILÉS.

El Colectivo Ecologista de Avilés ha presentado alegaciones ante el nuevo trámite de la promotora Aldergarten, la información pública del nuevo estudio de detalle para construir 208 viviendas en el entorno de las dunas de El Espartal. Según aseguran, la finca propiedad en estos momentos de la inmobiliaria en la primera línea del complejo dunar de El Espartal tiene una superficie de 44.111 metros cuadrados. «Una parte de esa finca tiene consideración de 'Suelo no urbanizable de Costas', por lo que la superficie útil real es de algo menos de 30.000 metros cuadrados».

Las alegaciones ecologistas defienden que «en la zona donde se pretende construir están presentes los siguientes hábitats de interés comunitario: las dunas embrionarias -dunas móviles primarias- y los brezales mediterráneos y oromediterráneos primarios y secundarios con dominio de genisteas».

A juicio del colectivo, el documento presentado por la inmobiliaria tiene «numerosas deficiencias», entre las que destacan el hecho de que la construcción «afectaría notablemente al actual sistema dunar, que se vería completamente desprotegido. No vemos los estudios correspondientes al impacto que pueda suponer la continua erosión litoral que sufre el frente dunar de la playa del Espartal, con una pérdida continua de arena en el frente de la duna».

Además, también alegan que «no se presentan alternativas diferenciadas del emplazamiento, como para entender que sean emplazamientos definitivos, tal y como exige la ley. En el anexo del documento, lo que se ha hecho es incluir sobre el proyecto una variación leve de los edificios, pero no son alternativas diferenciadas».

El Colectivo ecologista de Avilés tampoco ve «el estudio de caracterización y analítica de los suelos a ocupar, para ver si las filtraciones de los contaminantes de las balsas de Asturiana de Zinc han llegado a la zona», ni «el estudio sobre si es posible que los vecinos puedan vivir en la zona, soportando la elevada contaminación del aire; hay que recordar que la cercana estación de San Juan, mientras estuvo puesta, las dos veces marcó los peores valores de contaminación de España de partículas de menos de diez micras».

Por último, el escrito de alegaciones recuerda a las administraciones públicas que «una de sus obligaciones es velar por la integridad del patrimonio natural, más aún cuando el mismo está protegido por la legislación europea o nacional, como es el caso».

Conflicto con el gobierno local

Aldergarten, propietaria de una finca urbana en las dunas de El Espartal solicitó en marzo al Ayuntamiento que apruebe el estudio de detalle, el documento que presenta las líneas maestras de la operación urbanística que pretende desarrollar en la parcela, 208 viviendas módulo 100. Al mismo tiempo, la empresa reiteraba su disposición a recuperar el convenio que preveía permutar dicha finca por otra de titularidad municipal situada en El Pinar de Salinas y trasladar allí la edificabilidad. Además de las referidas viviendas, también construiría, como compensación, un hotel de 14.000 metros cuadrados.

Fotos

Vídeos