«Esta edición de La Grapa sorprenderá a todo el mundo», aseguran los promotores

Víctor Velasco y Dani García, 'Allman'. / MARIETA

La tercera edición llega al parque de El Muelle con música para «que las familias disfruten» y la repercusión nacional de su programa

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

Cuando mañana viernes, a eso de las nueve de la noche, Capitán Cavernícola abra la tercera edición del festival La Grapa, sus promotores y directores, Daniel García, más conocido como con Dani Allman, y Víctor Velasco, respirarán con la satisfacción de haber alcanzado un objetivo al tiempo que, a buen seguro, pensarán ya en la cuarta edición.

«Esta tercera va a tener una gran repercusión. Sabemos que la presencia de Speedometer en su único concierto en España ha despertado mucho interés», asegura Dani Allman. La Grapa sigue adelante con su propuesta de ofrecer al público una base de música negra con otros estilos. Este año, la baza para descubrir será la banda Ogun Afrobeat, máximo representante español de afrobeat. Pero habrá muchos más. «El nivel del cartel de este año es altísimo. La gente se va a sorprender. No es un festival al uso, en el que llegan las bandas, tocan y se van. Contar con David Hooper como presentar los dos días nos aportará algo especial», apunta.

«Mucha gente se va a sorprender. Es un festival en el que se va a bailar mucho, incluso me atrevo a decir que las familias lo pasarán bien», avanza Víctor Velasco, codirector de la cita que sigue con su itinerancia en diferentes emplazamientos y que se organiza con el apoyo del Ayuntamiento de Avilés.

«Estamos muy agradecidos a la ciudad por su apoyo, pero nos gustaría seguir creciendo. Queremos llegar a ser un festival que traiga a gente a la ciudad, que repercuta en los hoteles», apunta Allman. En esta edición, además de la difusión en medios nacionales, movilizará a cerca de sesenta músicos durante los dos días.

Junto a un posible incremento de las aportaciones municipales, trabajan para conseguir financiación privada para seguir incrementando la calidad de la cita. «El formato ideal es de dos días», asegura David García. El escenario se situará en el paseo central del parque de El Muelle, justo delante de la estatua de Pedro Menéndez.

«Los árboles permitirán que suene muy bien, crean un efecto túnel, sin rebotes. Vamos a generar un falso techo de luz sobre el parque», avanza Víctor Velasco mientras ultiman los preparativos de la cita.

«Mañana viernes será un día muy soul, con bandas muy elegantes. El sábado será un programa más festivo. En ambos casos, el público lo pasará bien», asegura Allman.

Todos los grupos disfrutarán de los mismos equipos de sonido e iluminación. «La última banda de cada día tocará unos 75 minutos. En las bandas previas, está prevista una actuación de sesenta minutos con un bis, si el público lo pide y ellos quieren», concluye el creador de la cita que ya piensa en 2018.

Fotos

Vídeos