Los ediles no adscritos formalizan su baja del grupo municipal

Zarracina, Araujo y Álvarez, delante del Ayuntamiento. /  MARIETA
Zarracina, Araujo y Álvarez, delante del Ayuntamiento. / MARIETA

Alfonso Araujo, Francisco Zarracina y Constantino Álvarez solicitan un despacho propio en el Consistorio y negocian mantener a la secretaria

R. A. AVILÉS.

Los tres ediles críticos del Partido Popular formalizaron ayer su baja del grupo municipal popular. Alfonso Araujo, Constantino Álvarez y Francisco Zarracina presentaron la documentación en el registro municipal para oficializar los pasos que llevan dando en los últimos días para desvincularse del Partido Popular después de la elección de Pedro de Rueda como presidente de la junta local.

Los concejales tienen intención de funcionar como un grupo propio, aunque la ley antitransfuguismo les niega esa posibilidad y les desposee de las prebendas que tienen los grupos. En este sentido han solicitado un despacho en el Ayuntamiento con el correspondiente equipamiento ofimático, para continuar desarrollando sus labores como ediles. También han mantenido conversaciones con varios grupos municipales para solicitar su apoyo de cara a conseguir mantener a la actual secretaria municipal del grupo popular, Marta del Viso, vinculada también al sector crítico y cuya baja ya han pedido tanto Pedro de Rueda como el portavoz, Carlos de la Torre. «Todos los grupos cuentan con una persona de confianza para desarrollar labores de secretaría, y no entendería las razones por las que se nos pudiera negar a nosotros esa posibilidad», explica Araujo.

No todos los grupos, sin embargo, estarían dispuestos a apoyar esta cuestión en el Pleno, ya que supondría un incremento en el gasto del Ayuntamiento, ya que los populares tienen derecho a contratar a otra persona, y la duda es si el informe solicitado a la Secretaría será favorable a las pretensiones de los críticos.

Liberaciones

Lo que sí asumen los no adscritos es el hecho de que perderán la liberación a jornada completa de Constantino Álvarez y la media de Alfonso Araujo, que deberían volver al grupo popular, aunque la designación de las personas que podrían gozar de estas liberaciones también debería pasar por el Pleno.

De momento, los tres ediles críticos siguen haciendo uso del despacho municipal, que comparten con sus antiguos compañeros, con quienes la relación es cada vez más tensa, y ayer celebraron allí una rueda de prensa para solicitar que se establezca un sistema de reciclaje en la Comida en la Calle.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos