Avilés recuerda a Élida: «El alma del parque Ferrera»

Emotivo minuto de silencio antes de la suelta de globos en recuerdo de la corredora Élida Fernández, ayer en la plaza de España. / MARIETA

Doscientas personas homenajean a la corredora fallecida en el dique de San Juan

EVA FANJUL AVILÉS.

Cerca de doscientos amigos, vecinos y compañeros de running ofrecieron la mañana de ayer, en Avilés, un emotivo homenaje a Élida Fernández, la corredora avilesina que perdió la vida el día de Reyes tras ser arrollada por una ola en el espigón de San Juan de Nieva.

El acto comenzó a las nueve de la mañana con una carrera urbana por el casco histórico de la ciudad organizada por el grupo de running Parque Ferrera, del que la desaparecida Élida era «alma mater».

Los corredores, en su mayoría con equipaciones verdes, el color distintivo del grupo de running, iniciaron el circuito previsto en el Parque de Ferrera. Tras bajar por Galiana hasta El Parche, atravesaron las calles de La Ferrería y San Bernardo, para desembocar desde La Cámara de nuevo en la plaza de España.

A su llegada al Ayuntamiento, la emoción era incontenible y la consternación de los asistentes se hizo evidente. «Élida era el alma del grupo, se preocupa de todos, nos animaba y es una pérdida irreparable, estamos desolados», expresa sin poder contener las lágrimas José Antonio Rodríguez, compañero del grupo Parque, de 76 años y que corría habitualmente con Élida .

Otra corredora del grupo, Alicia González, fue la encargada de leer unas palabras dedicadas a su compañera de running. «Corriendo te conocimos y corriendo te perdimos, Élida, pero dejas un grupo con fuertes vínculos, en un principio unidos sólo por el correr pero ahora por muchas más cosas, cosas que aseguro tu has tenido mucha parte de culpa», leyó emocionada.

Después se guardó un minuto de silencio y se procedió a la suelta de 56 globos, número que conmemoraba la edad de la fallecida. Posteriormente, parte de los asistentes se desplazaron al lugar del accidente para colocar un ramo de rosas en memoria de Élida Fernández.

La tragedia tuvo lugar la mañana del sábado 6 de enero, cuando la corredora, que había quedado tercera en su categoría en la San Silvestre avilesina, se preparaba para participar en el Maratón de Sevilla. En un momento del entrenamiento se adentró junto a otro compañero en el espigón de San Juan , en una zona de acceso prohibido, donde ocurrió el mortal accidente a causa del fuerte oleaje. Un accidente en el que también resultaron heridos el corredor que la acompañaba, así como un bombero y un policía local de Castrillón, que intentaron rescatarlos.

Más noticias

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos