Una empresa de inserción mantendrá los 45.160 metros de césped de los colegios

En el proceso de adjudicación tendrán más puntos quienes comprometan más contratos de personas en riesgo de exclusión

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

El Ayuntamiento contratará de nuevo con una empresa de inserción el mantenimiento de las zonas verdes de los colegios y de algunos edificios públicos con un presupuesto de 72.600 euros. En este caso será por un plazo de cinco meses, hasta el mes de julio, y en los próximos días se procederá a la adjudicación, ya que el contrato comenzará a ser efectivo en febrero.

Con esta medida, que se comenzó a aplicar en el año 2009, el equipo de gobierno pretende favorecer la inserción laboral de personas con dificultades para acceder al empleo. En este sentido, se señala en el pliego de contratación que «un rasgo común a casi todas las situaciones de exclusión social es la dificultad para participar en los mecanismos habituales de formación y empleo, configurándose la inserción laboral como uno de los instrumentos más eficaces para la inclusión social». Y se añade que «el Ayuntamiento fija entre sus prioridades las políticas de cohesión social a través del empleo, encaminadas a generar oportunidades laborales para las personas y colectivos con mayores dificultades de acceso al mercado laboral».

De ahí que las bases del contrato contemplen que las empresas que presenten sus ofertas sumarán más puntuación en función del porcentaje de personas en situación o riesgo de exclusión social que contraten. La que comprometa tener un 50% o más de trabajadores en procesos de inserción recibirán veinte puntos.

La adjudicataria también compromete la formación del personal a su cargo y la entrega de informes periódicos al Ayuntamiento sobre los procesos de inserción. Las zonas en las que trabajará suman un total de 45.160 metros cuadrados. El mayor espacio verde lo tiene el Colegio de San Cristóbal, con poco más de 5.000 metros cuadrados, le sigue el de Versalles que tiene 4.825 y el Apolinar García Hevia, que suma la Escuela Infantil de La Toba, y el Enrique Alonso que tienen más de 3.700 metros cuadrados. El resto de colegios públicos, excepto del de Villalegre que tiene 3.239, no superan los 3.000 metros cuadrados de zonas verdes. El que menos espacio tiene es el Palacio Valdés con 894 metros.

Además de los colegios, la empresa también realizará el mantenimiento del Centro Europa, Amas de Casa de Valliniello, Asociación de Vecinos de Valliniello, Centro El Foco y la Asociación de Vecinos de Llaranes. En todos ellos se encargará de la siega y abonado del césped, la poda de setos, arbustos y árboles, el mantenimiento de las jardineras, el riego cuando sea necesario y en algunos de los colegios también atenderán el huerto. La empresa de inserción Vedelar, gestionada por Secretariado Gitano, ha sido la encargada los últimos años de este contrato.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos