Las enfermeras reclaman incorporar la investigación en su jornada laboral

Las enfermeras reclaman incorporar la investigación en su jornada laboral
Nuria de Argila interviene con José Manuel Romero detrás y Olga Paloma, sentada. / MARIETA

Señalan que es una de las cuatro áreas de la profesión cercenada por los cortapisas del propio sistema y que solo sale adelante de forma altruista

Cristina Del Río
CRISTINA DEL RÍOAvilés

Tiempo y espacio. Fueron dos de los requisitos para investigar que reclamaron ayer los profesionales reunidos en la mesa redonda inaugural de la II Jornada de investigación en enfermería y cuidados, celebrada en el Hospital Universitario San Agustín. Porque si algo quedó claro tras las intervenciones de Olga Paloma Castro, directora de Secretariado de Apoyo a la Investigación de la Universidad de Cádiz, de José Manuel Romero Sánchez, enfermero e investigador de la Universidad de Cádiz y de Nuria de Argila Fernández-Durán, supervisora de formación, procesos enfermeros y hospital de día geriátrico del Hospital Central de la Cruz Roja San José, fue la necesidad de definir las competencias propias de la profesión, reivindicar la investigación e incorporarla dentro de la jornada laboral.

Los tres profesionales señalaron la importancia de la investigación en la enfermería «para generar conocimiento propio y dar identidad a lo que las enfermeras hacemos». Porque ahora mismo, según Nuria de Argila, «no tenemos demasiada autonomía ni está delimitado lo que son nuestras competencias. Somos excelentes 'hacedores de tareas delegadas', pero no tenemos nuestro suelo independiente desarrollado». A pesar de eso, «investigamos (...), aunque lo que queremos es liderar esos proyectos», recalcó Romero. Ambos profesionales señalaron que su titulación de doctorado «nos da la posibilidad de dirigir proyectos que sabremos enfocar hacia nuestro conocimiento y así lograremos que la enfermería avance».

Olga Paloma Castro consideró que las direcciones y los cargos medios son los que tienen que apoyar esta labor y animó a los asistentes con alguna idea a «moverla» y buscar ayuda incluso fuera del centro sanitario si fuera necesario para desarrollarla. Paloma Castro señaló «el tiempo y el espacio» como las principales «barreras» a derribar. «La dedicación a la investigación es siempre es de manera altruista, los domingos por la tarde, en nuestra casa. Eso se tiene que contemplar de alguna manera. O bien algunas horas de trabajo en la jornada o liberándote en pequeños espacios. Hay que aprovechar ese talento de esa enfermera, ese hallazgo o esa pregunta», insistió.

José María Antequera, profesor de Derecho Sanitario y Bioética en la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III, intervino a continuación para hablar sobre las cuestiones legales y éticas asociadas a la investigación. Reguladas por varias leyes, entre ellas la 41/2002 de autonomía y derechos de los pacientes. «En España está totalmente prohibido el acceso a los datos de manera incondicionada, siempre tiene que ser de manera reglada a través del responsable de la historia clínica y esos accesos deben ser autorizados», recordó.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos