Lo que esconde la etiqueta

José Manuel Montejo, ayer durante su charla. / PATRICIA BREGÓN
José Manuel Montejo, ayer durante su charla. / PATRICIA BREGÓN

«Hay que ser un poco escéptico», advierte José Manuel Montejo sobre las campañas publicitarias de alimentos

J. F. G. AVILÉS.

A veces un buen envoltorio vende más que un buen producto mal presentado, sobre todo si está respaldado por una buena campaña de publicidad. Si se trata de un cosmético o de comida, conviene leer la composición con atención, pero ni aún así. «Hay que ser un poco escéptico. No digo que lo pongan sea falso, pero a veces no cuentan toda la verdad», manifestó José Manuel Montejo, licenciado y doctor en Ciencias Químicas, durante la conferencia que impartió ayer en el Hotel 40 Nudos. Bajo el título 'Alimentos y publicidad: historietas y medias verdades', centró su intervención en curiosidades, en cuestiones químicas relacionadas con determinados productos alimenticios y en ciertas artes publicitarias que se utilizan para venderlos.

«Que ponga light no quiere decir necesariamente que no engorde o que sea saludable. Puede ser bajo en grasas pero alto en azúcares, pero el azúcar engorda y no todas las grasas son malas», explicó. El ponente puso ejemplos prácticos. «Hay marcas que juegan con el vocabulario. Algunas siguen la estrategia de llenar la etiqueta con términos científicos, que visten mucho, y otras hacen juegos de palabras con el nombre de sus productos para que parezcan lo que no son. Y si los vende una famoso, el éxito está poco menos que asegurado». En caso de duda, «lo mejor es preguntar a alguien experto, consultar un libro o mirar bien en internet. Hay que ser un poco crítico, sobre todo si se trata de alimentos o productos cosméticos».

Otra estrategia que siguen algunas empresas para colocar sus productos en el mercado es jugar con la desinformación. «Decir que un jabón tiene un ph neutro queda muy bien, cuando lo ideal para la piel sería de un ph de entre cinco y cinco y medio. Pero claro, decir que un producto es ácido no queda bien».

Subirse al carro de la moda es otra vía para vender. En este terreno, aludió a las aguas minerales, «lo último en desmaquillantes. Puede que limpien muy bien la piel, pero no siempre son la mejor opción. Hay que ser un poco críticos a la hora de seleccionar un producto», reiteró.

Asesor científico de la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación de la Universidad de Oviedo, Montejo es coautor del libro de experimentos 'La magia de la ciencia en 55,3 experimentos' y ha escrito dos obras de teatro para niños 'Neuronas en Acción' y 'Albert Einstein y la máquina cuentaciencia», de marionetas. La charla estuvo organizada por la Asociación Cultural La Serrana.

Temas

Libro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos