Espumosos para combatir el frío

Maeva diaz, Vanesa Cabielles y Verónica Blanco brindan con vermú y vino blanco en el recinto de los Hermanos Orbón./PATRICIA BREGÓN
Maeva diaz, Vanesa Cabielles y Verónica Blanco brindan con vermú y vino blanco en el recinto de los Hermanos Orbón. / PATRICIA BREGÓN

Las Jornadas del Vemú y las Burbujas comienzan con éxito entre los asistentes

SHEYLA GONZÁLEZAVILÉS.

La plaza Hermanos Orbón inauguró ayer las primeras Jornadas del Vemú y las Burbujas, que atrajeron numerosos clientes dispuestos a combatir el frío probando más de una treintena de referencias de vermús y espumosos. El sol se alió con el abrigo y la bufanda y animó a los avilesinos y visitantes a pasarse por las casetas de los hosteleros avilesinos, que abrirán hasta el domingo al mediodía y por la tarde-noche.

La apertura oficial estaba marcada para la una de la tarde, aunque muchos no pudieron esperar a ese momento y minutos antes se comenzaba a llenar la carpa instalada junto a los soportales de la plaza. Las casetas de madera, que se encuentran ubicadas en la esquina que une las calles Rui Pérez con El Muelle, pronto comenzaron a recibir pedidos, alguna de ellas con cola para probar los pinchos elaborados que abrirán boca junto a los vermús y espumosos hasta el domingo.

La iniciativa que parte del Mercado de Avilés junto a los hosteleros locales nace con la idea de ofrecer una alternativa de ocio y gastronomía durante el puente festivo y parece que al menos en su primera jornada lo ha conseguido. «Hoy no se trabaja y al menos tenemos un sitio al que ir y pasar un buen rato. Además, estoy viendo muchos vinos que no conocía y que me llaman la atención», explicaba Mónica Ortiz, que acudió al recinto junto a su marido y una pareja amiga.

En las casetas tuvieron tanto éxito los caldos, que hicieron entrar en calor a más de uno de los visitantes, como los pinchos elaborados por los hosteleros. Los bocados consiguieron captar la atención de los presentes por su complejidad y calidad ya que, aunque reconocían «esperar tapas más clásicas y fáciles de hacer, nos encontramos auténticos platazos», decía Juan Ramón Fernández, comensal avilesino.

Entre la larga lista de elaboraciones se pueden degustar hasta el domingo tapas de bocarte de jamón frito con airbag o pan brioche relleno de costilla al grill, preparado por El Café de Pandora, que ayer, por momentos, tuvo cola para probar sus pinchos. Destacaron también el sabor del salmón marinado con cítricos helado de jenjibre, aceite de eneldo y mantequilla de soja, que sirven durante estos días Meeting Point y Apiñón Bistró. Tampoco se quedaron atrás las ostras o el micuit de pato de Alma Mater o las carrilleras de Bodega Baco, mientras que los pequeños se decantaron por las hamburguesas de este último.

En cuanto a las referencias de vermús y espumosos, cada establecimiento presentó a los visitantes sus propias marcas, ninguna de ellas repetida. Un aspecto valorado por quienes se acercaron a la plaza. «Nunca había oído hablar de este vino y me está gustando. No soy de lanzarme a probar cosas nuevas, pero volveré estos días para seguir conociendo marcas», destacó Alonso González, acompañado de su mujer, que en cambio se decantó por el vermú.

Por otro lado, los más pequeños, que pudieron aprovecharse de los refrescos que también se sirven, disfrutaron de la zona infantil instalada entre la entrada de El Muelle y la de la calle La Muralla. La carpa instalada, además de resguardar de la posible lluvia o del viento, cuenta con amenización musical para que tanto las horas de las comidas como de las cenas sean divertidas.

Las jornadas se prolongarán hasta el domingo, aunque sus organizadores ya han anunciado que trabajan para organizar otras a lo largo del próximo año.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos