La estación de ITV aislará la línea de vehículos pesados

Acceso a la línea de vehículos pesados en la ITV avilesina.
Acceso a la línea de vehículos pesados en la ITV avilesina. / MARIETA

Las obras se acometerán durante los fines de semana para no interferir en la actividad, que mantendrá su ritmo y horario habitual

J. F. GALÁN AVILÉS.

La estación de Inspección Técnica de Vehículos de Las Arobias acometerá nuevas obras. Consisten en separar la vía exclusiva de vehículos pesados de las de turismos y resto de vehículos mediante el recrecido de un muro, comenzarán en fechas próximas y está previsto que se completen en un plazo máximo de dos meses. Se trabajará únicamente los fines de semana para no interferir en la actividad, que mantendrá su ritmo y su horario habitual, de lunes a viernes de 7 a 20 horas.

Con un coste es de 34.000 euros, el objetivo es aislar el ruido y los humos que se generan durante la inspección de vehículos pesados. Con tal fin, el muro ganará altura, hasta el techo, y longitud, de pared a pared, para así separar completamente la vía reservada a los vehículos pesados de las demás. Las obras no afectarán al exterior.

El año pasado se sometieron a inspección técnica en la estación de Las Arobias, la única de Avilés, 8.322 vehículos de reparto de mercancías, 256 más que en 2015. También creció el porcentaje de rechazo hasta situarse en el 41,26%, dos puntos por encima. El mayor índice de rechazo se concentró en aquellos con un peso máximo autorizado de hasta 3.500 kilos, 2.786 sobre un total de 3.837, el 42,07%, mientras que entre los 1.051 de más de 3.500 kilos el porcentaje fue del 39,64%. Al contrario que los camiones, el número de autobuses inspeccionados en Las Arobias cayó de 108 en 2015 a 82 en 2016 y también su porcentaje de rechazo en la primera inspección, del 33,33% al 28,05%. En cuanto a vehículos agrícolas, fueron 139, con un índice de rechazo del 21%.

En total, a lo largo del año 2016 se revisaron en la inspección técnica de Avilés 54.647 vehículos, 1.274 más que en 2015, de los cuales 35.940 superaron el obligado trámite en la primera visita mientras que los 18.707 restantes obtuvieron un informe desfavorable al apreciarse uno o más defectos graves y tuvieron que realizar por tanto al menos una segunda visita en un plazo máximo de dos meses. Suponen el 34,23%, casi el doble que la media nacional, el 18,77%. La causa más frecuente fue el exceso de emisiones contaminantes. Tal deficiencia estaba detrás del 26,87% de los rechazos y en parte puede atribuirse a las restricciones impuestas por el protocolo de Kioto, que establece topes de emisión personalizados en base a la marca y modelo de cada vehículo.

La Policía Local de Avilés desplegó recientemente una campaña especial promovida por la Dirección General de Tráfico en la que detectó deficiencias graves en veintiocho de los 391 turismos, motocicletas, autobuses, furgonetas y camiones inspeccionados, el 7,16%. También realizó 232 pruebas de alcoholemia, con un saldo de ocho positivos.

Fotos

Vídeos