La estación en el antiguo matadero tendrá en el primer nivel los autobuses y debajo las vías

En esta zona terminaría el nuevo túnel de Renfe y la N-632 se elevaría para que el tren pasase por debajo salvando el centro tecnológico de ArcelorMittal . / MARIETA
En esta zona terminaría el nuevo túnel de Renfe y la N-632 se elevaría para que el tren pasase por debajo salvando el centro tecnológico de ArcelorMittal . / MARIETA

El plan para la eliminación de la barrera ferroviaria obliga a elevar la cota de la carretera de la avenida de Gijón

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

El plan para eliminar la barrera ferroviaria que el lunes presentó el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, supone la transformación no solo de la calle de El Muelle y la avenida de Los Telares, donde las vías actuales dejarían paso a nuevas urbanizaciones, sino de todos los espacios incluidos en la llamada nueva centralidad, la Isla de la Innovación, especialmente entre Los Canapés y Marqués de Suances. Es precisamente esta última calle, en su esquina con El Muelle, la que está llamada a ser el eje de ese cambio urbanístico con la construcción de la nueva estación en una parcela municipal de casi 8.000 metros cuadrados que ahora ocupa el antiguo matadero. La del ferrocarril estaría en el nivel más bajo, en la cota cero, mientras que la de autobuses estaría sobre ella, a nivel de la carretera, según las ideas que ya maneja el Ayuntamiento.

Sin duda el plan para soterrar las vías en el kilómetro y medio que discurre desde el apeadero de Feve hasta Demetria Suárez será lo que más trabajo técnico requiera en el estudio informativo que encargará el Ministerio de Fomento, dadas las dificultades de un espacio paralelo a la ría y con un importante número de infraestructuras de saneamiento en su subsuelo. Sin embargo, la intervención en los algo más de dos kilómetros de vías de Renfe entre Villalegre y el antiguo matadero está mucho más definido. La propuesta que el lunes presentó el ministro de Fomento es muy similar a la que ya manejaba el Ayuntamiento y sobre la que se han estado sentando las bases del proyecto de urbanización de la Isla de la Innovación.

Las vías comenzarán a descender y discurrir entre pantallas a la salida de la estación de Villalegre. Superado el apeadero de La Rocica, el tren no seguirá el actual trazado ferroviario, es decir, dejará de circular por detrás de las viviendas del primer tramo de Santa Apolonia. Las nuevas vías pasarán en túnel por debajo de Bustiello, un túnel de 360 metros de longitud que saldrá a la misma cota de la avenida de Gijón en la zona de Remasal.

Es aquí donde la carretera de acceso a la ciudad cambiará su actual cota. Para que el tren pueda circular al nivel necesario para que llegue al a zona del antiguo matadero junto a las vías de Feve en cota prácticamente cero y que la avenida de Gijón siga siendo uno de los principales accesos a la ciudad, lo que se proyecta es elevar la carretera hasta alcanzar el nivel más alto que está a pocos metros en Marqués de Suances, antes de llegar a la plaza de Los Oficios. Este diseño permite también mantener el centro tecnológico de ArcelorMittal, algo que no sucedía en el proyecto presentado en el año 2011.

Los cambios en el trazado afectan a Santa Apolonia, pero también a Puerta de La Villa (la calle Suárez del Villar) y la calle del Perfil, separadas históricamente por el ferrocarril, aunque los vecinos hayan abierto pasos permanentes en las vallas de seguridad. Este espacio liberado junto a las parcelas cercanas de Divina Pastora configuran un nuevo espacio urbano en donde las actuales vías darán paso a un bulevar de acceso a la ciudad. Todo ello forma parte del plan de la Isla de la Innovación, que será presentado para su aprobación en el momento en que se firme el protocolo con el Ministerio de Fomento para realizar el estudio informativo sobre el soterramiento de las vías, ya que el documento será el que sustente el trazado diseñado para esta nueva zona de la ciudad, la nueva centralidad.

Los cambios en los cuatro kilómetros del trazado de Renfe desde Villalegre a Demetria Suárez afectarán también a los vecinos de la Avenida de Los Telares, que en el primer tramo dejarán se soportar el paso de los trenes cada poco tiempo, ya que las vías irán soterradas, y en el segundo también vivirán cierta mejoría al ir las vías entre pantallas y volviendo a subir a cota cero desde el final de la estación intermodal actual.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos