«Hay que estar formado para responder con naturalidad a por qué los niños tienen pene»

Josechu Arrieta, en su intervención del verano pasado. / MARIETA
Josechu Arrieta, en su intervención del verano pasado. / MARIETA

Josetxu Arrieta, profesor de Ciencias de la Educación, critica el sistema educativo y la legislación y alaba el esfuerzo de profesores y claustros concretos

C. DEL RÍO AVILÉS.

Que haya ciudadanos que no sepan que existe la transexualidad es para Josetxu Arrieta motivo más que de sobra para educar sobre sexualidad en todos los niveles: desde infantil hasta a los adultos. Profesor de Ciencias de la Educación y codirector del curso de extensión 'Sexología. Transgresiones, erótica y educación sexual', ayer compartió su pesimismo al respecto en la primera jornada del curso en el Centro de Servicios Universitarios.

-¿Cómo está la educación sexual? ¿Existe?

-Lo poco que se había intentado a través de Educación para la Ciudadanía y otros temas transversales se truncó en 2013 con la LOMCE. Ahora, quien quiera hacer algo lo hace por su cuenta, al margen de la legislación y del currículum actual, por completo.

«Las escuelas no tienen ninguna base donde agarrarse para impartir educación sexual»

-Empezar a educar sobre sexo en la escuela tampoco había sido fácil.

-Había costado mucho introducirlo. Desde los noventa, cuando apareció la idea de la educación sexual, dentro de la educación para la salud. Y eso se intentó desarrollar desde entonces hasta el 2006, luego se profundizó a través de la Educación para la Ciudadanía, pero después el Partido Popular dio marcha atrás y desapareció.

-¿Se puede o se sabe enseñar de manera transversal, como usted dice, en las aulas?

-Se intentó y lo que se consiguió fue que dependiese muchísimo de los centros, las personas y los claustros. Así, en algunos se avanzó bastante y en otros, no. Ha habido centros donde se han hecho cosas muy interesantes. Por ejemplo, en Asturias, con el programa 'Ni ogros ni princesas'. Que se puso en marcha en algunos centros de manera voluntaria. Depende de la iniciativa de los profesores.

-O sea que aún queda mucho por hacer.

-Totalmente. Estamos en bragas.

-¿Y esta iniciativa personal o institucional que refiere no puede servir para paliar esa sequía educativa?

-Poco o nada, porque no hay ninguna base en las escuelas donde agarrarse para enseñar educación sexual desde infantil, desde que empiezan a preguntar por los temas. Uno tiene que estar formado para responder con naturalidad a cualquier pregunta interesante como por qué los niños tienen pene y las niñas no. Hay que saber tratarles y formarles en esas cuestiones.

-¿Con la cantidad de fuentes informativas que hay en la actualidad son justificables ciertas dudas en adolescentes y jóvenes?

-Pongo un ejemplo: ¿Qué ha pasado con el autobús 'Hazte oír'? Hay españoles que no tienen ni idea de que existe la transexualidad, que hay niñas y niños con seis y siete años de edad que no son lo que creemos y les decimos que son. Estamos totalmente maleducados al respecto. Somos ignorantes. Yo mismo este año he flipado al escuchar a una niña de cinco años decir que ella era una niña y que lo dijera de forma tan rotunda. Yo pensaba que eso ocurría a partir de la pubertad, pero ahora ya se ha conseguido que en las familias tengan que vivir una realidad desde los cuatro o cinco años. Y la sociedad no tiene ni idea de eso. Desgraciadamente es el pensamiento predominante porque pensamos que todos tienen que ser como mi familia. Y la escuela se debe abrir a otro tipo de cultura y de misiones, pero no está preparada para hacerlo.

-Por lo que comenta también hay que educar al resto de la sociedad.

-Correcto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos