«Los estudios sobre los fondos marinos llevan noventa años de retraso»

Un miembro de la tripulación prepara un vehículo submarino.
Un miembro de la tripulación prepara un vehículo submarino.

La investigación se ha llevado a cabo con «metodologías y sistemas innovadores y respetuosos con el medio ambiente»

J. F. G. AVILÉS.

Los estudios sobre la situación de los fondos marinos «llevan un retraso de noventa años en comparación con los terrestres», lamentó Francisco Sánchez durante la comparecencia en la que, aprovechando la escala del 'Ángeles Alvariño' en Santander, avanzó los resultados de la campaña. El científico del Instituto Español de Oceanografía matizó que las investigaciones se realizan con sistemas y metodologías «avanzadas, innovadoras y de gran coste que permiten estudiar ecosistemas profundos de forma totalmente respetuosa con el medio ambiente. No dejamos huella», enfatizó.

El primero de los aparatos al que hizo alusión es un trineo fotogramétrico cuya labor es realizar una reconstrucción tridimensional de los fondos marinos y de las especies que allí se encuentran. El equipo dispone igualmente de un vehículo ROV de más de dos toneladas de peso y control remoto que «permite la clasificación de especies así como la aspiración y captación de éstas, aunque su principal problema son las corrientes», puntualizó, y de un sistema «muy potente de iluminación submarina desarrollado en colaboración con la Universidad de Cantabria que ha permitido tomar imágenes a más de veinte metros de distancia gracias al uso de longitudes de onda de gran penetración en el agua». Tales equipos y procedimientos «podrán ser utilizados en el futuro para el seguimiento del estado de conservación de las áreas marinas protegidas, al igual que se viene haciendo en tierra mediante censos visuales de especies de interés», añadió.

Sánchez se refirió por último al cambio climático y subrayó las consecuencias que puede tener destruir los corales, «los encargados de aprovechar el dióxido de carbono y convertirlo en carbonato cálcico». En la zona de El Cachucho, cuyo nombre se debe a la cantidad de esta especie que habitan en la zona, se encuentra «uno de los mayores ejemplares de coral negro, con alrededor de 1,80 metros, cuyo nacimiento fue hace más de 5.500 años», precisó.

Fotos

Vídeos